Archivo

Archive for junio 22, 2010

Perdona si te llamo amor

Tengo una amiga que se ha enamorado de un hombre casado. Jajajajajajajajajaja, ay omá, cómo está la peña. Pues bien, ¿cómo se puede tomar esto? Tampoco será la primera vez que venga a vuestros oídos un caso como este. De hecho, me apetece bastante ver esa peli que estrenaron hace poco, Perdona si te llamo amor, aunque tenía más bien una pinta de dramón que de otra cosa.

Vale, no es un hombre casado, aquí el tema es la diferencia de edad pero bueno, también se puede incluir en el pack. Personalmente la edad me la pela en el amor. El de verdad. Já, ese para el que me queda un rato xDDD. ¿20 años? Pues venga, qué más da. Tanto miramiento y prejuicio de la sociedad no lleva a nada bueno, ¡dejaaaaaaaaadles en paz, copón! De hecho, seguro que te trata mejor un cuarentón que un veinteañero, y si ya puestos está como este protagonista no hay más que hablar xD.

Por cierto, si alguien en este mundo, o en esta ciudad, está dispuesto a ir a ver El Retrato de Dorian Gray, que me avise, que llevo con el mono desde que se estrenó y nadie quiere gastar un duro en el cine U_U. Bueno, tampoco he preguntado demasiado pero no me gusta insistir así que lo dejo caer :).

Volviendo al tema de mi amiga, ¿qué le recomiendas a alguien en esa situación? Lo primero que se te viene a la cabeza es que se olvide, claro, pero en realidad si lo piensas nada es imposible. Mentira, hay un montón de cosas imposibles, pero esta no. ¿Ganarse a un hombre casado? De hecho, cuanto más lo pienso más fácil me parece, en vista de la cantidad de cuernos y de divorcios que hay por la vida. Que me pregunto yo por qué nos quejamos tanto de la poligamia cuando el 50% de la población le pone los tochos a la pareja, algo que no acabo de entender, aunque acepte sin insultar, y no creo que permita jamás para mí. ¿Que me has hecho qué? ¿QUE TÚ QUÉ? Ji, ome, ni aquí ni en otra vida te vuelvo a mirar a la cara, hijodelagranputa (naturalmente si me pasara a mí y me enterara me faltarían tacos para soltarle, no te jode). Pero bueno, hay circunstancias y personas (blandas), supongo.

Pues nada, como me gusta mucho soñar (y consecuentemente estrellarme a veces, aunque ya con cierta protección psicológica reforzada con el paso de los años y sus respectivas hostias mentales), yo la animo a indagar un poco, a tantear el terreno, si es capaz de controlar más o menos un batacazo prácticamente inminente, ya que total, tampoco la mente le va a permitir pensar demasiado en otra cosa tal como está la naturaleza femenina (de los cojones). Además, cuanto más duele el palo, más rápido se pasa. ¡Échale huevos, hermana, que igual me sorprendo y todo! Aunque si le saliera bien tampoco me impactaría mucho, no sé si se deduce del parrafón anterior que he escrito :P.

———————

Cambiando de tema, ¿dónde está la flama de 40 grados a la sombra? ¡Ya no sé cuánto llevo con la manta encima en este timo de verano!

Hala, os dejo pensando (si os da la vena, si no pues muy bien) y yo me piro felizmente con mi único amor, Ted Mosby, jájájáááááá!!!

A %d blogueros les gusta esto: