Inicio > Pizcas, Zgz-Salou (agosto 2010) > Vida de pueblo

Vida de pueblo


Y cuando digo “pueblo” es una calle principal con unas pocas más pequeñas que la cruzan y unos ciento y pico habitantes. Hablo de La Paúl, situado a unos 11 km de Zuera y perteneciente a la provincia de Huesca. Hemos ido esta tarde RM y yo a dejar a sus abuelos allí porque comienzan las fiestas, motivo por el cual había banderas por todos lados, y hemos pasado una curiosa y entretenida tarde.

Esto fue al principio pero al rato, cuando se reunieron los 10 chicos que componían la charanga (banda de música) de Almudévar (otro pueblo) y empezaron a tocar, se arremolinó una buena cantidad de gente en esta plaza para escuchar el discurso del pregonero junto a las mairalesas en el balcón de la derecha, medio cubierto por una bandera.

En esa carrocita, aunque solo se vea a dos chicas, iban cuatro, y eran las mairalesas, es decir, supuestamente las cuatro chicas elegidas como las más bellas del pueblo, solo que como básicamente el pueblo es solo de viejecillos, en realidad tocaban esas muchachas sí o sí porque no había más con las que competir.

Detrás de ellas venía otra carroza con al menos una docena de señoras (no sé si también habría señores) mayores disfrazadas de pingüino totalmente en su salsa desfilando y bailando, otra decorada con flores de plástico que llevaba niños pequeños tirando confeti y finalmente algo que no se le puede llamar carroza y que consistía en un enorme bloque cuadrado con un montón de agua dentro adonde no paraban de entrar y salir adolescentes para refrescarse y salpicar a quien les apeteciera.

Personalmente, esas tres horas en medio de aquella plaza me encandilaron y me hicieron pensar en la forma de vida tan extremadamente diferente que tenían. Supongo que ningún joven aguantaría permanecer allí, claro, de hecho y en efecto así era porque mi propia amiga había dejado de ir a La Paúl desde hacía muchos años, pero la verdad es que lo pasamos bien. Observando un ratillo a las viejas haciendo su Sálvame particular (tal y como dice algún grupo de facebook), merendando un sabrosísimo y pequeño dulce de hojaldre con miel, paseando por la avenida, viendo a la gente celebrar sus fiestas de pueblo, escuchando a la charanga tocar y cantar felizmente para animar el ambiente (y la vista, porque de 10 al menos 5 no eran poco atractivos), comiéndome con los ojos todo, unas fiestas y unas costumbres tan extremadamente distintas de lo que yo había visto y vivido nunca, y que derrochaban un encanto difícil de describir.

La plaza ya estaba casi vacía, solo quedó la charanga, cuando decidimos retirarnos, y la vuelta a Zuera transcurrió con el coche descapotado, disfrutando de una sensación de libertad y de frescor que no podía ser más perfecta, junto con el CD sonando y la luna casi llena por encima de nuestras cabezas.

Esto va Muy Bien.

Ahora sí, me acuesto y nos vemos en Salou :).

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: