Archivo

Archive for 30 septiembre 2010

La huelga general del 29 de septiembre de 2010 (I)

Esto no va a ser un artículo de opinión sino más bien la crónica del día que pasé como periodista y mi punto de vista con respecto a algún hecho que otro más concreto. El objetivo fundamental era realizar un reportaje fotográfico, y creo que se vio cumplido.

La tarea comenzó temprano. Suena la alarma a las 6:45. Sobra decir que me había acostado tarde. Salgo a la calle cerca de Príncipe Pío, zona por donde me acogió por esa noche un amigo para no tener que buscarme la vida en el traslado Villaviciosa-Madrid el mismo día de la huelga.

Seguía siendo noche cerrada. Caminé un tramo, me compré un Twix porque pensaba que los bares abrían más tarde, o ni lo harían. Me empecé a encontrar un porrón abiertos y decidí desayunar en condiciones. Colacao y churros en vena, vi que no me daba tiempo de llegar a las 8:00 a Cibeles, donde se había concretado una bicicletada, así que me metí en el metro, el cual funcionó (que yo sepa) con bastante normalidad, a pesar del aviso de que solo operaría el 50% de los servicios en hora punta y el 20% el resto del día.

Salgo por la parada del Banco de España sobre las 7:55 y ahí estaban… Unas cuantas bicis enfrente de la plaza, no muchas, ¿eh? Sin fanatismos, unas pocas decenas. Se fueron uniendo más en los minutos siguientes hasta que decidieron partir. Recorrido: Paseo del Prado, cortando el tráfico todo lo posible, y lo consiguieron hasta pasado un rato en Atocha, enfrente de la estación, cuando aparecieron un porrón de antidisturbios que extinguieron el tapón de la carretera (con una buena cola de coches ya acumulados) y formaron un cordón en torno a los ciclistas en la acera, justo enfrente del Ministerio de Agricultura, sin permitirles avanzar hacia ninguna parte. Algún agarrón y caída de un ciclista, discusiones entre un par de antidisturbios y mujeres (me quedé pensando que estas en cierto modo se aprovechan de su condición para chillarles lo que les salga en las narices), clamores de “¡un ciclista libre!” de un hombre-pintillas cada vez que veía pasar a alguien en bici por la carretera (que no tenía normalmente nada que ver con la huelga), algunos coches con altavoces proclamando derechos…

Se quejaban exigiendo libertad de acción, a gritos de “¡somos ciclistas, no delincuentes!”, “¡huelga general!”, “¡esquiroles!” entre otras cosas, pero les sirvió de poco. Los periodistas podían moverse por el terreno más o menos como quisieran, aunque la mirada que me echó un antidisturbios me hizo alejarme hacia el otro lado. Atravesé el grupo cercado y al salir por el otro lado, una antidisturbios me vino a preguntar si pertenecía a algún medio de comunicación. Le respondí que no (lerda) y me dijo que no hiciera más fotos. Intenté zafarme del asunto aludiendo al periódico de la universidad pero me respondió amablemente que en todo caso les hiciera una y de espaldas. Así que volví a atravesar el cordón y seguí dándole al click por el otro lado hasta que no hubo nada más que hacer allí. Me dieron las 10:00 cuando opté por moverme a Gran Vía y Sol.

Comprobé por segunda vez que el metro funcionaba con normalidad y me planté en la Plaza del Sol, donde apenas había gente, incluso mucho menos que la que suele haber cualquier tarde comercial del año (es decir, todas) y crucé unas palabras con un simpático periodista que me sugirió que les acompañara si quería, aunque acabé yendo a mi bola. Ellos llevaban cámara de vídeo. Desde luego, no tiene nada que ver esta con la de foto, absolutamente nada. Panorámicas y sonidos, con eso ya está perdido buena parte del impacto.

En fin, inmortalicé algunos cordones policiales que rodeaban el Corte Inglés de la calle Preciados pero dentro de los cuales no había ni Dios, ni un solo manifestante, y tiré para Gran Vía, donde sí que estaba comenzando a montarse el tinglado. A la ida hacia la Plaza de España, un grupito de manifestantes de UGT. A la vuelta (al comienzo de la cual, se me acabó el espacio en la tarjeta de la cámara y tuve que ponerme a borrar morralla desesperadamente), absolutamente toda la avenida cortada por el paso de CCOO, cuyos integrantes iban obligando a cada comercio que veían a bajar la verja y colocaban cientos de pegatinas de “CERRADO por huelga general” y “29-S” en escaparates, paredes, farolas, y hasta en sí mismos. Una perfumería, con guardias postrados en la puerta, trató de resistir, pero finalmente cerró, rompiendo los manifestantes en aplausos. Los últimos minutos, solo habían estado dentro fotógrafos flasheando la movida, y cuando yo iba a entrar los guardias ya los echaron para fuera, genial (sarcasmo evidente). La protesta prosiguió su camino hacia Cibeles, donde se celebró una rueda de prensa y permanecieron agrupados durante un buen rato.

13 y pico, hora de irse a comer junto con RM, que había llegado a la zona hacía una hora pero yo llevaba seis ya sin parar de moverme y eso se notaba. McDonald´s y al Retiro, a esperar a la manifestación de las 18:00 en la esquina entre el Paseo del Prado y la Cuesta Moyano de la que me había informado por internet. Después del almuerzo y del pateo hasta el parque, las dos horas postrada en el césped sirvieron tanto para relajarme como para agobiarme, ya que, aunque se estaba a gusto, se me pasaban lentísimas y me pesaba pensar en la tarde que me quedaba por delante.

Anécdota: durante el uso de un baño del Retiro, donde se hacían eco unos sonoros ronquidos a través de una puerta, de repente oímos voces y nos quedamos calladísimas, como si no hubiera nadie. No sé por qué lo hicimos. Cuando pararon, tiramos de la cadena y salimos escopetadas. Quizá el ver al entrar un papel higiénico colgado a los cuatro vientos con una cestita debajo que ponía “donativo” fue un motivo para querer pasar desapercibidas.

Más tarde contaré el resto del día y colgaré muchas más imágenes en Flickr. ¡Hasta luego!

La cosa está que hierve

Literalmente. ¿Quién me mandaría a mí hacerme un colacaíto ultra hirviendo antes de acostarme (“rápidamente”) a las 3 de la mañana? Me ha dado tiempo a ver todas las fotos de El Spiderman gordo de la Plaza Mayor en facebook, y aún así he tenido que seguir agarrando el vaso a través de una servilleta para no quedarme sin dedos.

Creo que he encontrado una explicación: soy más de desayunar de madrugada que por la mañana.

Sí, será eso.

Pd: selección de fotos de la huelga hecha. A medias. Puede que pasar de 247 imagénes a 73 parezca un gran avance, pero estas han de quedarse en 20…

Así que see you tomorrow para liquidar a las próximas 53 :).

Andrés Calamaro

Suave y dulce voz argentina.

Prendido
a tu botella vacía,
esa que antes, siempre tuvo gusto a nada.
apretando los dedos, agarrándome, dándole mi vida,
a ese para-avalanchas.
Cuando era niño,
y conocí el estadio azteca,
me quedé duro, me aplastó ver al gigante,
de grande me volvió a pasar lo mismo,
pero ya estaba duro mucho antes…
Dicen que hay,
dicen que hay,
un mundo de tentaciones,
también hay caramelos
con forma de corazones…
Dicen que hay,
bueno, malo,
dicen que hay mas o menos,
dicen que hay algo que tener,
y no muchos tenemos…
y no muchos tenemos…
Prendido,
a tu botella vacía,
esa que antes, siempre tuvo gusto a nada.

Un rayo no cae nunca en el mismo lugar dos veces
pero si quiero te espero en el mismo lugar otra vez
una bomba no cae núnca en el mismo lugar de nuevo
pero te debo un beso en el mismo lugar otra vez
una mujer muy especial más allá del bién y del mal
llegaste como un terremoto

me encontraste entero y me dejaste roto
quería paz y me diste guerra
quería cielo y mordí la tierra
afuera la inspiración era
lo que menos uno se espera

la negra me desintegra
la rubia viene y se va
mi corazón pertenece a la que quiera comprar
mis problemas con las mujeres son humanos
o me aburren o estoy ya estoy hasta las manos

Pequeñeces

Día muy movidito. Me despierto a las 6:45 de la mañana en Madrid capital y no piso mi casa hasta las 22:30, ¿qué habré hecho? Pues intentar elaborar lo mejor posible un reportaje fotográfico sobre la huelga de hoy, 29-S.

Ahora viene el proceso de transmisión de imágenes al ordenador y posterior selección, lo cual me va a llevar un buen rato pero me hallo muy enmonada de hacer, así que al lío y mañana os contaré detallada e ilustradamente el día :).

Mientras tanto, soltaré unas pocas frases cortas que me he apuntado en el móvil últimamente, o quizá más antigüilla alguna que otra, durante mis andaduras madrileñas:

El amor solo puede darse en la falta de temor y en la libertad. Déjame ser yo misma, no el reflejo de lo que te gustaría, porque eso precisamente no soy yo -> inspirada en una lectura de mi madre de uno de sus libros de pensar (20 de agosto, por lo que esto se trata de una andadura jerezana).

————

El plan es ir a la fiesta de la espuma.

– ¡Ay, soy tonta!

– ¿Por qué?

– ¡Por tengo un bolso que me pega más!

[…] (mismo plan).

– ¿Pero no te vas a mojar?

– No, tía, es que el maquillaje…

[…] Al día siguiente.

– Me cambié los tacones por las sandalias.

– ¿Por qué no te pusiste las chanclas para la playa?

– (Cara de desaprobación) No iba a llevar las chanclas, ¡estaba con X (chico)!

Made in La Pineda (21-29 de agosto, vale, y esta es una andadura tarraconense). Se podría considerar la segunda parte de Pija por un día.

————

“Señores viajeros, les recordamos que este tren viaja con destino Barcelona Sans y no efectúa parada en Madrid-Puerta de Atocha”. ¿Cuánta peña se habrá confundido de tren como para tener que anunciar eso?

Pues eso, yendo para Zaragoza, cuyo AVE llega hasta Barcelona, dijeron eso por el megáfono y me llamó la atención (22 de agosto, andadura… por algún punto entre Sevilla y Aragón).

————

Mi uni parece la pasarela Cibeles. Vaya taconazos me llevas a clase, hija, ¿no sabes que el ruido que provocan es molestísimo, sobre todo en la biblioteca? ¿Qué te dejas para el finde? […]

He visto a una tipa guay en la parada del autobús: zapatillas anchas, pantalón hasta las rodillas y camiseta larga negra.

Incitando a la reflexión acerca de la imagen de una mujer y otra, la molesta presencia de unos tacones incordiando a mis oídos por media facultad, y la sensación tan distinta que me produce observar a una chica de rollo alternativo a la hora de vestir (13 de septiembre, esperando al autobús y yendo camino de la universidad en él).

————

Creo que una de las causas por las que la vista está cada vez más chunga en la sociedad se debe a lo cerca que ponen las madres los cacharros y juguetitos a los niños. Eso me viene a la cabeza al ver una escena que estaba considerando adorable hasta el momento en el que el juguetito fue situado por la mujer a escasos dos centímetros de los ojos del bebé.

Yendo en el bus, sin fecha a determinar pero debió de ser allá por la semana pasada. No hay más que explicar.

————

Se me ha sentado una mujer al lado en el autobús y me ha golpeado brutalmente el olor a maquillaje. […]

Me encanta ver los movimientos de los coches adelantándose y cambiándose de carril en las carreteras de tres, cuatro y cinco carriles.

De esta semana. Se ve que los viajes en autobús dan para muchos pensamientos.

————

Recuerdo cuando se empezaron a meter conmigo en el colegio por llevar los pantalones por los sobacos, aquellos de pitillo. Entonces me compré un montón de pantalones con campana de la rodilla para abajo, como dictaba la moda del momento, de la cual paso tres pueblos desde aquel único cambio de imagen influenciada por el exterior, allá por mis 11 años. Y con razón nunca más. Ahora miro a mi alrededor y las niñas llevan todo tipo de prendas que son de cintura para abajo por los sobacos (faldas, shorts, etc), así como pitillos. Aquellos por los que se rieron de mí hace 10 años. Y yo me pregunto: ¿a qué juegas, moda de los cojones?

Esperando el autobús Madrid-Villaviciosa. Escrito hace tres horas.

Categorías:Frikadas Etiquetas: , , , ,

El ministro risueño

Merodeando por los distintos periódicos en busca de movidas por la huelga de mañana en Madrid, me he encontrado con esto, que precisamente quería comentar ayer pero se me fue de la cabeza. Hans Rudolf Merz, el ministro de finanzas suizo, descojonándose en medio de su discurso. Pocas escenas se suelen ver así.

Para saber más:http://www.elmundo.es/elmundo/2010/09/27/internacional/1285579988.html

Personalmente, me encanta la situación. Un poco de humor jamás viene mal, y realmente contagia la risa este hombre :D.

“Situación desesperada (lol)”

A un hombre de unos 70 años le está entrevistando un periodista en plena calle.

El hombre entrevistado se expresa del siguiente modo:
Soy hijo de exiliados, y hasta los 27 años, y poco antes de la transición, no pudimos volver a España por culpa de Franco.

A mi padre, pobrecito, no sabíamos ni dónde enterrarlo, y mi madre estuvo muchos años en silla de ruedas.

Hace unos meses me sacaron el 30 % de un pulmón.

Mi mujer es inmigrante y tengo tres hijos con ella, y todos, incluidos los nietos, viven de mi asignación.

De los tres sólo trabaja una, la del medio,… pero sin cobrar.

La mayor se acaba de divorciar. Mi yerno, que se daba a las drogas y al alcohol, la ha dejado con dos niños.

El pequeño de mis hijos aún no se ha ido de casa y además se ha casado con una divorciada y la ha traído a vivir con nosotros.

Esa señora antes trabajaba, tenía muy buen puesto, pero desde que vino a mi casa ya no hace nada. Ahora tienen dos niñas que también viven bajo nuestro techo.

Y para colmo este año, con lo de la crisis, casi no nos hemos podido ir de vacaciones y si me apuras… ni he podido celebrar que España ha ganado el Mundial.

El periodista pone los ojos muy redondos y comenta:

Majestad, no creo que su situación sea tan mala!!!

Fuente: un e-mail en cadena.

Categorías:Frikadas Etiquetas: ,

M-Clan – Llamando a la tierra

Buena letra para las 3:27 de la mañana, antes de coger la cama.

He visto la luz
hace tiempo Venus se apago
he visto morir una estrella
en el cielo de Orión
No hay señal, no hay señal de vida humana
y yo perdido en el tiempo
perdido en otra dimensión.

Soy el capitán de la nave tengo el control
llamando a la Tierra
esperando contestación
Soy un cowboy del espacio azul eléctrico
a dos mil millones de años luz de mi casa estoy.

Quisiera volver
no termina nunca esta misión
Me acuerdo de ti
como un cuento de ciencia-ficción
No estoy tan mal
juego al póker con mi ordenador
Se pasan los días
no hay noticias desde la estación.

Y ya que hablamos de M-Clan, habrá que poner aquella mitiquísima canción que tanto quemé hace años y que seguro que a muchos os suena.

 

Categorías:Musicalidad Etiquetas: , ,
A %d blogueros les gusta esto: