Archivo

Archive for 30 octubre 2010

Pasión por Renoir

Renoir (1841-1919) es un pintor francés impresionista que tras plasmar paisajes, bodegones, unas pocas figuras o rostros de niños, retratos, algunos de hombres también, y escenas cotidianas de mujeres (leyendo, cosiendo, etc), se decantó por desnudos femeninos con paisajes difusos de fondo. Emplea tonalidades muy vivas y alegres, suelen destacar azules y verdes intensos, y también colores cálidos o rosados de las flores, las cuales son bastante comunes en sus cuadros.

En estos momentos y hasta el 6 de febrero de 2011 podéis disfrutar en Madrid de la exposición sobre este artista que ha puesto a nuestra disposición el Museo del Prado, coorganizada con el Sterling and Francine Clark Art Institute (Williamstown, Massachusetts).

Me encantan las sensaciones agradables que desprenden sus colores, desperdigados de forma ordenada y revoltosa a la vez, unificándose y expandiéndose, a raíz de miles de pinceladas sueltas y casi espontáneas.

Entre sus bodegones, en los que aparecen desde flores hasta frutas y mezclas variadas de esos elementos, también está este. Sí, cebollas. Bonita composición.

Su autorretrato de joven y el de viejo. Me gusta el cambio en la expresión de uno a otro, y me decanto por el cuadro posterior por su mayor nitidez, su porte, ojos y sombras. Es curioso que en las representaciones de sí mismo, sobre todo la primera, ofrezca unos tintes bastante más oscuros, diferenciados del resto de sus creaciones.

Escena cotidiana femenina, en este caso tocando el piano. Continúan las gamas brillantes, luminosas, sin oscuridad, siempre viveza.

Palco en el teatro. La mirada de la chica está más que conseguida.

Therese Berard. Me flipa este retrato, sobre todo por su gesto facial penetrante. O desganado, según se mire. ¿O indiferente?

Y para terminar, uno de sus desnudos, caracterizado por las tendencias de belleza y forma generosamente voluminosa propias de la época, en medio del atolondrado y onírico paisaje.

“Buscando al hombre interior”

Por Irvine Welsh en Trainspotting. Este libro es genial.

Dr. Forbes: ¿Qué odiabas de Aberdeen?

Yo: La universidad. Los profesores, los estudiantes y todo eso. Pensé que eran todos unos capullos de clase media aburridos.

Dr: Ya veo. Eras incapaz de formar relaciones con la gente que había allí.

Yo: No era tanto falta de capacidad como falta de ganas, aunque supongo que para tus propósitos significa lo mismo (el doctor Forbes encoge los hombros con gesto indiferente)… no tenía interés alguno en ningún cabrón de por allí. (Pausa). Quiero decir, que verdaderamente no veía para qué. Sabía que no iba a estar allí mucho tiempo. Si quería palique, me iba al pub. Si quería echar un polvo, me iba con una prostituta.

Dr: ¿Pasaste tiempo con prostitutas?

Yo: Sí.

Dr: ¿Se debía esto a que carecías de confianza en tu capacidad para establecer lazos sociales y sexuales con mujeres de la universidad? (pausa).

Yo: Nah, sí que conocí a un par de chicas.

Dr: ¿Qué pasó?

Yo: A mí solo me interesaba el sexo, en vez de una relación. Realmente no tenía la motivación como para intentar disimularlo. Vi a esas mujeres como puros medios de satisfacer mis necesidades sexuales. Decidí que era más honesto acudir a una prostituta en vez de jugar a engañarlas. Era un cabrón bastante moral en aquellos tiempos. Así que me gasté el dinero de la beca en prostitutas, y robaba la comida y los libros. Eso es lo que dio comienzo a los robos. No era el jaco realmente, anque obviamente no ayudó.

[…]

Así solía ir la cosa. Un montón de temas sacados a la luz; algunos triviales, algunos fuertes, algunos aburridos, algunos interesantes. A veces decía la verdad, a veces mentía. Cuando mentía, a veces decía las cosas que pensaba que él querría oír y a veces decía algo que pensaba que le cabrearía o le confundiría.

Pero que me jodan si veo la relación entre todo eso y meterse jaco.

Garbage

Garbage Beautiful, un discazo. Os pongo solo la primera canción pero todas son geniales.

Welcome we love you
We hate you
We love you
We want you
We need you
We wish we were like you
They say you’re a saint
You’re a whore
You’re a sinner
That he had you
He made you
He can’t live without you.

Would you confess if we asked
That you nurture the urge
To declare that it’s time
To settle down
With a man of your own
You want a baby
A family
A piece of security

Shut your mouth
Try not to panic
Just shut your mouth
If you can do it

What’s your opinion on the dire situation
In our land here
Our guest here
Of course you’ll be nice here
How do you feel about god and religion
Are you good people
Bad people
Guess it doesn’t matter people.

Your place
My place
Make her bring that famous face
You got some
You want some
You wanna let me get you some
We know your music but of course we’d never buy it
It’s too fake man
Right man!
(We don’t give a FUCKING DAMN!)

[bis]

I hear you say it
Play it smart girl
Win the game love
Give ‘em what they want
What they want to see and you could be a big star
You could go far
Make a landmark
What have you been reading you smart girl?
Win the game love
Give ‘em what they want
What they want to see and you could be a big star
You could go far
Make a landmark
Make a shit load.

And the world spins by
With everybody moaning
Pissing, bitching and everyone is shitting
On their friends
On their love
On their oaths
On their honor
On their graves
Out their mouths
And their words say nothing

[bis]

I waited to say something
Oh shut your mouth
I wanted to say something
Just shut your mouth
I waited to say something
Oh shut your mouth
I wanted to be something
Just shut your mouth

Demasiado cómico para no contarlo

Le he dado a una aplicación de Facebook denominada ¿Quién serás en 40 años? porque a un contacto le he visto en su respuesta: Barrendero, divorciado, con un hijo, alquilando una pequeña casa pequeña, y he dicho buah, esto hay que hacerlo.

Pensaba que me expondría una retahíla de preguntas, o al menos cuatro o cinco, para llegar a alguna deducción mínimamente acertada y acorde con la realidad pero no, ha sido hacer click y salirme ya la respuesta:

Veterinaria, casada, 2 hijos y 4 perros, con una casa grande en las afueras de la ciudad.

Me veo obligada a aclarar que estudio Periodismo+CAV, que no sé si me casaré, que me gustaría tener tres hijos (quizá uno adoptado), que no quiero tener animales hasta por lo menos mi jubilación y que me gusta vivir en ciudades grandes. Te has lucido, aplicación-bazofia.

hostia, que se puede “Consultar de nuevo”.

Ama de casa, separada, sin hijos, mantenida por el ex marido abogado.

Esta ha sido mucho mejor que la anterior.

En fin… La sensación se ha parecido bastante a la que me ha recorrido este mediodía cuando he puesto los informativos de Cuatro y, tras el resumen inicial, han abierto con la tragiquísima muerte del pulpo Paul. Después de ver con ojos como platos varios totales (declaraciones) de personas en plan “¡oi, qué pena más grande me da!” (con sentimiento, nada de sarcasmo) o “¿y ahora qué vamos a hacer?” y escuchar al locutor decir la frase “Toda España está de luto”, he cambiado rápidamente a Neox para ver Invasores y Next. Dos absolutas mierdas de programas para buscar pareja, tristísimos, pero que no me han provocado la terrible mala hostia de las noticias, porque son lo que son: basuras declaradas a los cuatro vientos. El delito es exclusivo de aquel sacrilegio de informativo.

La conclusión la dejaré en manos del comentario que me ha dicho un amigo al contárselo: “¡Que me deporten de este país ya!”

Tedio

Parece que el periodo de reflexión se está tomando su tiempo. O eso, o que ha tomado la decisión de ir y venir indefinidamente.

Hoy me aburro. Me aburro profundamente. No me iba ni a conectar al messenger, lo cual es raro, porque lo tengo puesto todo el día, pero no me apetecía, lo cual es más raro aún, sobre todo porque aunque sea por darle publicidad al blog lo pongo. Pero ha dado la casualidad de que mis dos amigas que detestan/se aburren en el messenger me han dicho a la vez que me metiera, y yo um, este día es un cachondeo.

Me he levantado a las 8. No tiene mérito, pero hacía mucho que no madrugaba tanto, y tampoco me había mentalizado para recibir el frío mañanero en plenos morros. El motivo ha sido una clase de inglés, cuya profesora estaba tan efusiva, animada e hiperactiva que me resultaba extremadamente cansina solo de contemplarla en sus agitados aspavientos y elevada voz. En serio, me transmitía cansancio tanto mental como físico.

Y luego para casa… Trainspotting (vaya textazo que he leído, luego lo transcribo si me quedan ganas y me acuerdo), The Big Bang Theory, comer, a clase. Literatura y Cine, mola, como siempre. Gabinetes… Como siempre, pero con discusión añadida, un mal cuerpo que te cagas pero bueno, seguida de sensación de alivio, hala, ya estaba todo hablado para fomentar la mejora y la concordancia en el grupo de trabajo. A tomar por culo, una cosa menos.

Al cine. Stone. Me ha gustado bastante. En otro post hablaré de ella si me da por ahí. Está claro que en este momento me da igual absolutamente tó. Me da tanto igual. Es todo vacío. Es pa ná, básicamente. Aburrimiento brutal-vital, vital-brutal. A lo único a lo que le veo algo de sentido realmente es comprarme unos patines. Una motivación para aprender, para cambiar, para alejarme del ordenador, de casa, de la rutina, de las clases, de las relaciones interpersonales y virtuales, de este sofá que me está aplanando el culo cada día más hasta convertirlo en el de una viejuna sebosa. No, hombre, tanto no, pero vamos, sí que debería moverme un poco.

Aburrimiento. Se me ha pasado un rato interesante: el de charla con las compañeras de clase en el descanso. Divertido, como de costumbre, pero en parte embajonante. Por hablar de la universidad en la que estamos, por hablar del camino elegido y ya casi finiquitado, por estar en cuarto de carrera sin haber asumido en realidad nunca la elección de una universidad determinada sino haberme dejado llevar. No me arrepiento en absoluto, veo bastantes más ventajas que inconvenientes, pero me hace pensar. Y barajar otras posibilidades, como psicología.

Y llegar a casa, y ver una publicidad llamada Ceysa Psicólogos y pensar: “¡ZAS! En toda la boca. Esto ya sí que es un cachondeo de los Grandes.” Vamos, pensaba en esa opción allá por los tiempos en los que todavía creía en la felicidad, ahora no me meto a otra carrera ni a tiros. Ni a máster. Todas mis amigas saben lo que harán, lo tienen prácticamente decidido. Yo no tengo ni idea. Me quiero ir fuera. No me importaría tampoco quedarme en Madrid. No sé nada. Llevo muy mal el inglés para alguien de mi profesión.

¿Y en verano? Acabo la carrera en junio. Junio. Ju-nio. JU-NIO. JUNIO. No queda ná. Ná de ná. Toso y ya estoy licenciada. Y no siento nada con respecto a ello, solo incertidumbre. Y aburrimiento. Quiero mis jodidos patines. Pero no me voy a gastar un pastón en ellos, que luego entre el canguelo, el frío y encontrar un sitio donde pegarme las hostias sola, a ver quién sale.

¡Ah! Y la paranoia de la peli, buena también. Hacía tiempo que no pensaba en la muerte. No, en Mi muerte, más que nada. Me deprime pensar en desaparecer. ¿Tiene sentido? Para mí sí, punto pelota. No mirar más ojos, ni coger más manos, ni hostias. Me encoge el pecho muchísimo. No puedo pensarlo. No quiero.

Y otra vez. Pereza. Desgana. No, ni eso. Claramente: me-da-i-guá-tó.

Ahora dolor de cabeza. Hora de irse a la cama. No sé cuántas veces (en el último mes y medio) he pensado por la noche: ya quedan pocos minutos para que acabe este mojón de día. En realidad nunca va muy en serio. Un amigo reciente me ha preguntado ya en varias ocasiones por las tres cosas que más me han alegrado el día. Al principio me descolocó, pero sobre todo me di cuenta de que esa actitud la tenía yo hace cuatro años. Este chico me pasa tres a mí. Qué locurita. Y en alguna de esas ocasiones me costó bastante pensar en algo, aunque sabía que me había reído. Me río todos los días. Y qué.

Aburrimiento, sopor, desgana, indiferencia, disgusto, pesadez, apatía, inapetencia, hartura, fastidio, tedio, cansancio. Exacto, cómo la clava el diccionario de sinónimos online, no sé qué haría sin él.

Esto no es un mal día. Es raro. Weird, como se diría en inglés. Me mola la palabra y cómo se pronuncia. Me apetece mogollón hablar inglés en condiciones.

Me canso. Tengo sueño. Que soñéis cosas guapas.

Joaquín Sabina – Y sin embargo

En proceso de espabilarme tratando de aclarar los ojos tras siete horas cerrados.

Categorías:Musicalidad Etiquetas: ,

Esto es la mezcla de…

Un paseo bajo una suave llovizna por los puestos del mercado mágico otoñal de Jerez…

Tres horas de risotadas e incombustible conversación con una de las mejores personas que conozco y con la que siempre valdrá la pena reunirse aunque sea una vez cada tres meses…

Y un solitario y fantasmal recorrido por una Gran Vía madrileña desierta, salvo por un porrón de taxis revoloteando, a las 3:30 de la mañana de un miércoles-noche en busca de comida para no desmayarme por no haber cenado a la hora que debía.

Benditos sean los 24 horas y la música de la fiesta Zombie (Sala Heineken). Solo diré unas pocas palabras más: Arctic Monkeys, Blur, Jet, Cypress Hill.

A %d blogueros les gusta esto: