Inicio > Cinefilia, Literarte > Short Cuts (Vidas Cruzadas)

Short Cuts (Vidas Cruzadas)


Short Cuts es una selectiva recopilación de relatos del escritor Raymond Carver que se reunieron como base para la película Vidas Cruzadas.

Se trata de una experiencia muy interesante el leer esta obra y luego ver cómo el director Robert Altman la ha adaptado al cine. El libro es muy corto y se lee rápido, mientras que la película dura tres horas. Exactamente, 187 minutos, la más larga que he visto, superando incluso a Sonrisas y Lágrimas. Y eso porque todavía tengo pendiente Lo que el viento se llevó.

Bien, pues resulta que la novela se divide en capítulos breves y completamente independientes unos de otros. Cada cual tiene su historia y sus personajes determinados, que te introducen en una realidad social concreta.

Todas las circunstancias son bastante cotidianas, no hay casi nada fuera de lo común, pero ahí reside el propio encanto del libro: situaciones cercanas y ajenas a la vez, como la vida misma, te encogen el corazón, te emocionan, te trasladan a escenarios y sensaciones más y/o menos conocidos, te transmiten vivencias familiares, sentimientos encontrados, alegrías, pérdidas, etc, pero todo dentro de un marco coyuntural que se podría considerar acertadamente como “normal y corriente”.

No obstante, luego tenemos Vidas Cruzadas, la fascinante transformación que ha hecho Altman de estos relatos independientes en un hilo continuo y entremezclado alucinante. Unas y otras tramas transcurren linealmente, saltando de unos personajes y sus relaciones a otros pero creando lazos entre todos ellos, con el resultado de un cúmulo brutal de circunstancias sucesivas.

Capítulos que sí se ven reflejados, muchos de ellos; escenas y personajes nuevos incorporados para aportar distintos tintes emotivos o dramáticos; leves pero muy significativas e impactantes variaciones… Otros capítulos también eliminados, claro, de todo.

Ni que decir tiene que la interpretación de los actores es genial; y la distribución de las diferentes localizaciones y escenarios, variada y adecuada. Nos encontraremos con nombres tan reconocidos como Andie MacDowell, Tim Robbins, Tom Waits, Julianne Moore o Robert Downey Jr., unos famosos más jovencitos, de 1993.

De todas formas, estos actores se reparten entre otros tantos igual de buenos y de importantes, ya que no hay un único protagonista, sino que todos encarnan papeles principales.

Todo un conjunto de características que seguro que le llevó un largo proceso de trabajo, esfuerzo, dedicación y concentración al director, que ha dado lugar a una obra fantástica.

Quizá sea esta una de las escasas ocasiones en las que la película supere a la novela, aunque esto tiene su lógica, ya que realmente la recopilación de capítulos se hizo con el objetivo primordial de crear la versión cinematográfica.

Lo que más recomiendo es seguir el orden lectura-visionado, para que observéis todo el curioso y genial procedimiento, además de disfrutar con las pequeñas aventuras, anécdotas y, en general, con los relatos y argumentos. Espero que lo disfrutéis tanto como yo.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: