Inicio > Culturitis > Periodistas y blogueros

Periodistas y blogueros


Aquí estoy de nuevo. Va a haber dos niveles en este evento: primero, un discurso de 15 minutos de cada invitado, entre los que se encuentran presentes Óscar Espíritusanto, Mario Tascón y Carlos Chaguaceda, con David Lavilla como moderador. Ahora nos está presentando a los participantes que acabo de nombrar y que nos ilustrarán con sus conocimientos (10:58).

Tiene la palabra Óscar Espíritusanto. Comenta que le gustaría que se tratara de algo interactivo, que participemos y que contrastemos todo lo que él diga con la red. Nos va a hablar del concepto de “periodismo ciudadano”. Ve una evolución positiva de la comunicación por el poder que ahora tiene la audiencia. Me remito ya exclusivamente al relato de sus palabras lo más detalladamente posible:

Ante el exceso de información, necesitamos filtros. La gente se informa sin necesidad de los periodistas, ¿van a desaparecer? En absoluto, sino que nos va a dar más oportunidades para informar de una manera más veraz. Los ciudadanos son los que hacen llegar la información, como se ve en las revueltas del mundo árabe.

El periodismo ciudadano juega un papel importante. En un primer momento, los ciudadanos informaban a través de sus blogs escribiendo y lanzando vídeos. Hay una amplificación del alcance a la hora de que lleguen los mensajes a los medios. A su vez, está el efecto “contagio”. Viendo lo que ocurre en Túnez o Siria, otros países piensan que también pueden hacerlo.

Global Voices, por ejemplo, consta de bloggers o periodistas ciudadanos que cuentan lo que ocurre en sus países, y tiene herramientas para mantener el anonimato de quienes informan. Entonces, se crean redes sociales que prestan información que los medios no podrían dar.

Es necesario un ámbito de protección para los periodistas ciudadanos, que son los bloggers. Lo importante es tener una simbiosis con la audiencia, más que con el medio que nos pague. Ahora es muy sencillo hacer periodismo de bases de datos de manera gráfica y asequible para todo el mundo. Fundamental: contrastar.

Óscar Espíritusanto apura los últimos minutos de su intervención animándonos a que reinventemos los medios de comunicación, ya que, además, contamos con métodos baratos a través del internet. Sobre todo, empezar a poner en marcha cualquier locura que se nos pase por la cabeza, y nos desea suerte.

A continuación, toma la palabra Mario Tascón. Confiesa que no tenía un discurso estructurado, sino que comentará algunas cosas sueltas, hablar de mitos, y menciona nuestra suerte ante el mundo digital, aunque se contraría con Óscar Espíritusanto rebatiéndole que nosotros no mandamos. Continúo seleccionando sus palabras, pues, al igual que con el participante anterior:

Las personas poderosas son las que controlan los medios de comunicación. El crecimiento en franjas de edades del uso de herramientas informáticas es grande. La evidencia de este uso cada vez más extendido independientemente de las edades es importante. La gente joven es la que, sin medios, emitió la información a borbotones a través de las redes sociales en aquellos países de capas poco amplias.

Internet está instalado, estamos en otro momento. Pero vienen dificultades de varios mitos. Escribir parece sencillo pero no lo será tanto si nos pasamos nuestros años estudiando para ello. Las redes sociales se ven muy fáciles de manejar, y no consiste solo en abrir una cuenta en Twitter o Facebook, se trata de un proceso mucho más complejo.

La primera enseñanza de un periodista es cuestionarse, desconfiar de cualquier fuente de información. Nadie es un gurú aquí. Esto se trata de hablar, dialogar con la gente, no es un monólogo. Quien sepa compartir está más preparado para las redes.

Quien no maneja la tecnología le da importancia exclusivamente al contenido por no conocer su manejo, pero su propio nombre es el que sustenta todo lo que la caracteriza, con sus particularidades, lenguaje, etc. Estamos en un tiempo en el que quien sabe de la tecnología, sabe del medio. Estamos trabajando con herramientas inventadas por otros, y a todo el mundo le habría encantado haber creado Facebook, pero eso lo han hecho empresas tecnológicas.

Ahora vienen las modificaciones en el lenguaje. Cambios entre emisor y receptor. Hay un Manual de Estilo para Nuevos Medios en el que estamos trabajando. Se trata de una parte experimental para observar las modificaciones en el uso de nuestra lengua. No escribís mejor ni peor que las generaciones anteriores, sino que la comunicación de Twitter o del blog es muy diferente a la del SMS, en los que hay un descuido mayor, pero fundamentalmente propiciado por querer abreviar.

Sin embargo, al hacer una comunicación público, se hace un cuidado mayor, que si no tienes, tu público te lo dice, nadie quiere parecer imbécil. Por ejemplo, está el uso de la K, relacionado con la rebeldía.

Mario Tascón nos anima a ojear ese manual de estilo en el que trabajan en muchos temas de interés relacionados con las nuevas tecnologías, el lenguaje, redes sociales… Las máquinas, que comunican, “aunque algunos piensen que no”. Toma la palabra pues, finalmente, durante sus correspondientes 15 minutos, Carlos Chaguaceda, declarando que lo que quiere es provocarnos:

Empiezo con una pregunta, ¿para qué estudiás? ¿Para blogueros o para periodistas? Probablemente para periodistas. Ya podéis hacer el periodismo ciudadano del que ha hablado Mario, y ya sois blogueros. No necesitáis a nadie para contar lo que os parezca, pero eso nos parece acosar las llamadas de los oyentes, no lo entendíamos como expresar la opinión libre de la calle.

Va todo bien hasta que hay un grupo en Facebook que apoya a Gadafi, las redes no son buenas ni malas. El fuego se creó para cocinar los alimentos, calentarse… y también para quemar Roma. Nos pensamos que cada día cambia la vida de los ciudadanos por las nuevas tecnologías. A ningún filósofo le hizo falta Twitter para condensar su pensamiento en menos de 150 caracteres. “Solo sé que no sé nada”. Sócrates, Aristóteles, Platón.

Me despidieron de un periódico económico porque a un banquero le pareció mal algo que escribí. La audiencia debería condicionar mis comentarios. Nos fascina la tecnología, todo lo nuevo. Mario es uno de los periodistas más respetados a la hora de crear medios en internet. Va todo muy bien hasta que elmundo.es solo es actualizado una vez al día. Tener testimonios por todos lados no nos sirve de nada.

La primera noticia del tsunami fue un twitter… Mentira. Esa es la primera transmisión, pero noticia es cuando la da la CNN. Es más importante en qué puesto hablas que lo que vas a decir. Abriréis el debate de una manera, y como soy el último tengo que llamar la atención. Tampoco os toméis todo lo que digo al pie de la letra.

La tecnología, como al final es un negocio, te acaba encontrando. La gente que fabrica los teléfonos se preocupa de que hasta que los que no queríamos tener teléfono móvil, lo tengamos. La base de la sociedad occidental es que todos tengamos de todo.

Hablando de “Periodistas y blogueros” me parece un debate ficticio. ¿Cómo trabajo para que los medios me consideren relevante y gane notoriedad?

Acabo contándoos sobre Cocacola. Es la marca probablemente con más reputación y más vinculada a la felicidad, y lo ha hecho sin Facebook. No había internet cuando circulaban leyendas urbanas. Ahora, estas son más rápidas. Un ejemplo: “la chica de la curva”.

Carlos remata preguntando cuántos hemos entrado en el blog de Iñaki Gabilondo. Y afirma que es de los comunicadores más prestigiosos de los últimos 25 años. Ocho visitas en un auditorio de un público universitario. No sabe si nos hace esto pensar en algo, porque en internet es muy fácil confundir las cosas. Aumenta la capacidad de distribución pero nuestros hechos no se convierten en noticia. Asegura que la opinión es la que sale por el micrófono. También pregunta quién escucha a Carlos Herrera y en qué se diferencia su departamento de un blog, si lo que hace es contar lo más interesante del día con una visión de lo más personal y un criterio respaldado por la audiencia.

Cree que los blogueros quieren ser considerados periodistas, y estos quieren ser considerados como blogueros: modernos, cercanosl, interactivos, pero la realidad, dice, la comunicación, las ideas que forman la agenda del día, los temas de debate, no lo definen los blogueros, sino los medios de comunicación que, con su marca, amparan la credibilidad. Por tanto, la batalla no es colgar, sino qué trascendencia tiene y nuestra capacidad de definir una profesión en torno a una expresión de sentimientos personales.

David Lavilla agradece a los participantes sus discursos y pide que cerremos los blogs para dar paso a la tertulia que se dará entre Óscar Espíritusanto, Mario Tascón y Carlos Chaguaceda, que será retransmitida a través de las redes sociales, podéis seguirla por Twitter.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. abril 6, 2011 en 9:51 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: