Inicio > Mundo > Amarillismo gratuito con burka sensacionalista

Amarillismo gratuito con burka sensacionalista


¿Sensacionalismo? Y un cuerno, ya quisiera que solo se quedara ahí. Hay que empezar a distinguir entre esta palabra y el amarillismo.

El sensacionalismo se caracteriza por querer llamar la atención, suscitar emociones en el espectador, fomentar la polémica y atraer hacia ella, a menudo exagerando/falseando los datos informativos con el objeto de captar aún más el interés del público. Para ello, cada vez se recurre más a la explotación de la vida privada de las personas.

Ahora bien, el amarillismo, señores, se basa en la abundancia de titulares catastróficos, criminales y de una cruenta envergadura política, escasamente seria y creíble para una sociedad con dos dedos de frente. Todo esto normalmente acompañado de imágenes igual de explícitas que sus contenidos tremendistas.

Dicho esto, he de transmitir mi pesar actual debido a que en mi televisión, no sé por qué, TVE no tiene señal. ¿Esto que significa? Que los únicos informativos que aún consideraba decentes me han sido vetados. Y pensé, bueno, no pasa nada, veo los de A3. ¿Perdona? No, imposible. Ayer, en cuestión de tres minutos, fui informada (o contaminada, como prefiráis) de al menos cinco muertes. ¿Era necesario? Aparte de recordarnos, un día más, el tremendo calor (lógico, es lo que tiene agosto en España), y de tirarse un buen rato comentando el julio tan frío que está pasando el norte del país. Pero vamos, fue la eterna enumeración de fallecimientos la que me hizo cambiar de cadena.

Así pues, nuestros informativos están plagados de una mezcla sensacionalista y amarillista que da más ganas de potar y de liarse a patadas con la televisión que una sesión de Sálvame. ¿Por qué? Porque, al menos, este tipo de programas sabemos perfectamente de qué van (por algo se llaman realities) y cada cual elige, por tanto, si verlo o no. El problema surge cuando una busca informarse y se topa de bruces con una desinformación de espanto.

Mirad… Si no hay apenas noticias en verano (que tampoco creo que sea así, sino que resulta muy fácil tirar hacia lo cómodo de emitir), ¿por qué no procurar crear una nueva sección con la que cubrir ese espacio superficial, vacío, aburrido y deprimente? ¿O por qué no intentar alternar con informaciones de otro calibre que no se fundamenten exclusivamente en la tragedia? Cuidado, no pretendo huir de la realidad, solo opino que hay que adquirir cierto sentido de la medida, alcanzar un equilibrio periodístico coherente.

Así nos estamos volviendo: unos completos insensibles ante el dolor ajeno y unos papanatas conformistas con los ojos cosidos a la pantalla.

Anuncios
  1. agosto 3, 2011 en 2:18 pm

    ¡Totalmente de acuerdo María! con todo hay que estar en “alerta” y si, claro que hay noticias en verano… pero debe a ver vacaciones para todo el mundo, en eso estoy de acuerdo. Pero que pasa, que se van los “guays” se quedan los pringados d siempre más los becarios y claro… el uno le dice al otro: Mira fulanito pasa, podríamos hacer cuadrantes, rotar las vacaciones, para que quede siempre alguien “preparado” por aquí. Vamos el el jefe. El becario mira con ojos como de, a mi que me cuenss… total… vamos al google a ver k sale… y pasa lo que pasa. Si a esto le sumas k a algunas lineas editoriales ya tienden de porsi… por ejemplo A3… o T5… pues el resultado es la total ausencia de seriedad y profesión en el oficio periodístico. Vamos como comerte un bocadillo de tortilla de patatas en el bar de la esquina de siempre y una hamburguesa en un macdonals. Se han hecho con el mismo cariño.. vamos!!! un saludo!!!

    • agosto 4, 2011 en 9:30 am

      Jajajajaja, curiosa parrafada te ha salido xD. Habrá más becarios pero de todas formas no creo que los propios veteranos no estén plenamente implicados también, sobre todo en los medios importantes, porque no se pueden permitir dejarlo todo en manos de novatos.

      Un saludo 🙂

      • agosto 5, 2011 en 3:56 pm

        Vamos lo comento, pq mi sister es Periodista y weno conozco a más periodista. En el tema vacaciones siempre me lo han narrado de esta guisa… :S Un salduo! 😀

  2. rayo de luz
    agosto 4, 2011 en 10:31 am

    Ojala los problemas de las empresas de comunicación fueran los becarios… pero me temo que no. El problema de las empresas de comunicación es que son EMPRESAS de comunicación, y como cualquier otra empresa lo importante es que haya beneficios a final de mes, y en eso Telecinco es la mejor. No os preocupeis, todo va bien.

    • agosto 7, 2011 en 10:38 pm

      Ahí le has dado, Rayo de luz (bonito nick, por cierto). Confiemos en que de aquí en adelante se vayan introduciendo cambios poco a poco, creo que con el tiempo, la revolución actual y las nuevas generaciones será posible, aunque evidentemente siempre habrá (mucha) gente que se mueva exclusivamente por el dinero.

      Gracias por tu comentario, ¡un saludo!

  3. el amigo invisible
    agosto 6, 2011 en 5:56 pm
  1. agosto 3, 2011 en 8:15 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: