Inicio > Gotas de lluvia, Literarte > Mal de amores

Mal de amores


Queridos lectores, me voy a servir de un maravilloso fragmento procedente de un libro fantástico sobre el que probablemente os hable en breve, en cuestión de terminarlo: El cuaderno de Maya, de Isabel Allende. El párrafo elegido, tremendamente iluminador, realista y sencillo, dice así:

Pusimos a Daisy en una caja y la enterramos en el jardín. Mi Nini quiso conseguir otra perra, lo más parecida posible a Daisy, pero mi Popo dijo que no se trataba de reemplazarla sino de vivir sin ella. “No puedo, Popo, ¡la quería tanto!”, sollocé inconsolable. “Ese cariño está en ti, Maya, no en Daisy. Puedes dárselo a otros animales y lo que te sobre me lo das a mí”, me respondió ese abuelo sabio. Esa lección sobre el duelo y el amor me servirá ahora, porque lo cierto es que quise a Daniel más que a mí misma, pero no más que a mi Popo o a Daisy.

Creo que la idea está clara, ¿verdad?

Anuncios
  1. septiembre 14, 2011 en 11:41 am

    Triste…pero realista 😀
    Besos!

  2. septiembre 14, 2011 en 11:56 am

    Me muero por leerme ese libro! xo ser un buen lector es caro, y tngo varios libros pendientes a leer (estoy encargandome de ello)
    Me ha parecido tan francamento sincero el fragmento, y tan cierto… evidente pero que lo nubla la pena del corazón.
    Un bsazo enorme, wapisima!

  3. septiembre 14, 2011 en 12:51 pm

    Es que ha sido leerlo y decir: tengo que colgar esto. Una realidad tan grande y acertada como un templo. Me alegro mucho de que os haya llegado como a mí :).
    Siempre nos quedará alguna biblioteca, Fiory, yo lo tengo claro para cuando llegue el momento en el que no acceda tan fácilmente a los libros de mi madre xD, por cuestiones geográficas más que nada. La cultura está cara :S.

    Muchas gracias por vuestros comentarios y mil besos para ambos 😀

  4. septiembre 16, 2011 en 12:06 pm

    La mejor forma de resolver el mal de amores: pensar que estabas bien antes de conocer a esa persona, así que por qué no estarlo después de ello, reconduciendo el cariño como buenamente se pueda 🙂

    • septiembre 17, 2011 en 7:56 am

      Todo requiere su propio proceso ^^. Desde luego, ante todo hay que aprender a estar solo, aunque siempre te queda, en mi opinión, algo en el fondo que espera…
      Mientras tanto, ¡a disfrutar! xD

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: