Inicio > Neuras mentales > Llegó la época

Llegó la época


Llegó la época del frío, del abrigo, del aire en el rostro, de las lágrimas saltadas con el viento.

Llegó la época del marrón, del amarillo, del rojo, del gris, de la penumbra.

Llegó la época de la monotonía, de las costumbres, de las normas, de los deberes, del ritmo circadiano.

Llegó la época de la espontaneidad, de la vitalidad, de la paciencia, de la esperanza.

Llegó la época de las decisiones, de las consecuencias, de la incertidumbre, de la espera.

Llegó la época de los susurros, de las confidencias, de las reuniones, de los recuerdos.

Llegó la época de la pasión, de los vicios, de los placeres, de los secretos.

Llegó la época de la madurez, del yin y el yang, de la confianza, de la reflexión, de la espiritualidad.

Llegó la época de la escucha, del aprendizaje, de las imágenes, del arte.

Llegó la época de la oportunidad, del despertar, de disfrutar, de buscar la felicidad.

Llegó la época del pijama, de las películas de media noche, de la música en los oídos de madrugada.

Llegó la época de crecer, de sonreír, de agradecer, de comprender.

Y, sobre todo, llegó la época de aprender una vez más a vivir en soledad.

Anuncios
  1. rayo de luz
    septiembre 20, 2011 en 8:47 am

    Uy que bonito

  2. septiembre 21, 2011 en 10:52 pm

    Vengo a tu casa desde el blog viajero de Molly. Resulta que me he sentido muy a gusto leyéndote, ahora estoy enredada con Maya también y encima me ha parecido preciosa tu descripción del Otoño. Total que con tu permiso me quedo y sigo tus pasos. Será un placer leerte.

    • septiembre 22, 2011 en 10:16 am

      Encantadísima de tenerte por aquí y muy agradecida por tu comentario :D. Me alegro de que te guste mi blog, espero que siga siendo así, y disfruta mucho de Maya, es una gran chica. Pronto me daré una vuelta yo también por tu espacio :).

      ¡Saludos!

  3. octubre 26, 2011 en 5:50 am

    ¡Ole, qué arte! El otoño es la mejor época, la que siempre se corresponde con cambios e inicios de ciclo después del verano…Al menos para mí 🙂

    • octubre 27, 2011 en 11:26 am

      Qué curioso, nunca me lo había planteado así… Claro que tu ritmo otoñal durante los últimos años ha sido alucinante, claro ¬¬ jajaja.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: