Inicio > Cosas que pasan, Mundo, Pizcas > Cosas que pasan cuando tienes a familiares agregados al Facebook

Cosas que pasan cuando tienes a familiares agregados al Facebook


Por cosas como esta, entre tantas otras, no tengo a familiares agregados (exceptuando hermanos y parientes más o menos de mi quinta) y sigo dando gracias porque mis padres no tengan el más mínimo interés en introducirse en el mundo de las redes sociales.

Creo que se trata de un ámbito en el que se deberían separar unas generaciones de otras. Me explico: me parece estupendo y maravilloso que hijos y padres decidan tenerse presentes en sus respectivas cuentas pero también me parece incluso una pena saltar esa frontera, esa distinción generacional. La exteriorización de los pensamientos, estados de ánimo, opiniones, noticias e imágenes a compartir, etc, siempre se va a ver condicionada por quienes tengamos agregados a nuestro perfil, y si justo son nuestros progenitores los que deambulan por ahí, esa privacidad expresiva se pierde por completo.

No os confundáis, tengo muchísima confianza con mis padres (basta con decir que naturalmente leen este blog, y cualquiera de mis lectores habituales sabe cómo me expreso en bastantes ocasiones: sin tapujo ninguno), pero las redes sociales son otro tema. Por poner los ejemplos más típicos: ya saben que bebo pero no considero necesario que me vean con cubatas en la mano. Ya saben que tengo fotos con mis amigos pero no hace ninguna falta que vean la esperpéntica jeta que llevo en la mitad de ellas ni que me las comenten, y menos para alabar tantísimo mis virtudes delante de todos mis contactos (admitámoslo: a todos nos da una vergüenza terrible esa explosión amorosa, o reprobadora según la situación/imagen enfrente de los colegas).

Me basta y me sobra con la relación que mantengo con ellos, plenamente comunicativa pero cada uno con su espacio, en perfecto equilibrio. Aparte, extrapolándolo a todos aquellos que sí tienen a familiares agregados: ¿con qué motivación le suelto yo una burrada verbal a algún amigo en su muro si soy consciente de que tiene a su madre agregada? ¿Qué va a pensar de lo que puede ser una inocente frase para mí pero resulta una burda atrocidad para ella? No lo sé, normalmente no la conoceré pero ya me coarta. Peor aún: pongamos que lo hago y me la comenta ella misma. ¿Cómo respondo? Abran paso a la muerte cruel y dolorosa del libre (y joven) pensamiento.

Desde luego, no estoy diciendo que a los mayores de 50 años se les deba prohibir el acceso a Facebook, ¡no me malinterpretéis! Mas opino que esta intromisión tecnológico-social en masa de los nacidos en los 60 se debe más bien al boca-a-boca que a un deseo natural y espontáneo de pertenecer a estas comunidades, las cuales hay que conocer bien antes de meterse (y no es la norma esto, así nos va). Sí, eso es, una moda que ha irrumpido y se está catapultando brutalmente de unos seres a otros para ir cubriendo cual epidemia de sensación moderna y súper-actualizada todos los hogares posibles.

En fin, todo este post no deja de mostrar mi perspectiva personal (aunque más de uno coincidirá conmigo, digo yo) pero vamos, por muy transparentes que seamos, nadie se comporta igual con los padres que con los amigos (nadie, he dicho), de la misma manera que tampoco nos comportamos igual con unos amigos/colegas/conocidos/familiares que con otros.

Conclusión: papás, seguid en vuestra línea. Mis hermanos y yo estamos orgullosísimos de vosotros y extremadamente agradecidos hacia vuestro nulo interés por estos mundos virtuales :D.

Anuncios
  1. abril 26, 2012 en 8:31 pm

    Mundo y pizcas.

    En las redes sociales no hay leyes sociales. ¿Alguna vez has visto entrar a algún nacido en los 60’s en “er leyenda”? ¿Tal vez en el comedia? XD No se les prohibe la entrada pero igualmente no entran.

    Pasa lo mismo en la Feria. Las casetas de los jóvenes para los jóvenes y el resto para los no tan jóvenes. En facebook entra todo dios, quizá en tuenti menos (por eso me considero un niñatillo del tuenti, aún, a estas edades 😮 ) <- nótese el emoticón de asombro y no de cara sonriente con narizota, aunque… este último también XD

    By the way, mientras se queden estas redes en algo "necesario" pero nunca "suficiente" yo seguiré de lujo en mi tuenti y de infiltradillo en el feisbuc (oh! patada en els cujons a Westminster)

    Un guiño!

    • abril 27, 2012 en 8:05 pm

      Jajajajaja, qué personaje estás hecho xD. Te agradezco dejarte caer por aquí tan asiduamente, es un placer :D. En ti veo completamente normal todavía permanecer enganchado a estas redes sociales, incluso al Tuenti (que yo sí que lo dejé hace tiempo), pero sabes que estoy hablando de la generación de nuestros padres. Ya me contarás si los agregarías a ellos tan felizmente :P.
      En las redes sociales también hay leyes, que para eso el ser humano juzga en todo momento, sea virtualmente o de la forma que sea. Otra cosa es que se le vea el plumero a un contacto un pelín más tarde xD.

      Besos!!

  2. abril 28, 2012 en 10:58 am

    Es un poco incómodo el concepto de Facebook de que todos los amigos o conocidos son iguales, en la misma vida mantenemos círculos de amigos y conocidos que no coinciden entre ellos…Últimamente lo cambiaron un poco, permitiendo definir el “tipo de amigo” que es cada persona que añades, pero aun así, es difícil regularlo…Mejor como estamos ahora, creo yo.
    Ah, y doy fe de que la alegría familiar por nuestros padres, y no te preocupes, que ellos aunque nos leen, no se van a molestar ni en comentar en nuestros blogs XD

    • abril 28, 2012 en 11:41 am

      Jajajajajaja, no tengo la menor duda de que no llegarán ni a eso xD, pero total, nos lo comentan luego a tiempo real :).

      Desde luego, pensar que los cientos de individuos agregados al facebook tienen el mismo valor simbólico-amistoso me resulta de absurdo a niveles estratosféricos. Por suerte, confío en que con el tiempo y la madurez la mayoría de la gente se dé cuenta de ello. Bastantes golpes te da la vida en las relaciones como para no verlo… Anda que no son traicioneras las redes sociales, de hecho xD.

      Un beso! 😀

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: