Inicio > Aventuras gráficas, Gotas de lluvia, London's calling > El día que caminé de Lewisham a Leicester Square (II)

El día que caminé de Lewisham a Leicester Square (II)


¡Hola a todos!

Aquí tenéis la segunda parte de aquella caminata que me decidí a hacer un 26 de mayo de 2012 y cuya primera mitad del tramo ya está relatada en este post. Os recuerdo que, en total, fueron dos horas y media de recorrido bajo un sol y con una temperatura espléndidos.

Así pues, una vez pasada una serie de calles bastante similares entre sí (iguales) que formaban una gran avenida, me encontré por fin con la zona de Elephant&Castle. A continuación podéis ver el amago de rotonda de la zona, por la que por cierto pasé a diario de camino a la estación de metro durante mi primer mes en Londres.

La oscuridad de la imagen muestra además cómo el sol se iba escondiendo y abriendo paso al anochecer.

En este trecho vendría la última avenida medianamente larga, London Road, que se juntaría con Waterloo Road para llegar a la rotonda de dicha calle (siguiente fotografía) y permitirme comenzar por fin a ver civilización humana por los alrededores.

No me preguntéis, porque ignoro si esta enorme cosa tendrá algo de interés dentro. Espero que sí, porque vaya si ocupa espacio.

Entonces, con hordas de personas por doquier, llegué con ilusión a Hungerford Bridge, el pequeño puente que me permitiría cruzar el río y estar a un tiro de piedra de mi destino (comparado con todo lo recorrido anteriormente).

Muy cuco el puente, en cuyo lado izquierdo se hallaban las vías del tren en el que tantas veces me he montado para llegar desde Lewisham hasta el centro, concretamente hasta la estación de Charing Cross. Tras ellas, el London Eye, tan imponente como siempre.

Mientras tanto, al otro lado del puente, un paisaje precioso y relajante, el que te suelen ofrecer la mayoría de los puentes situados en el centro de hecho, con las vistas de los edificios más reconocidos de Londres. Destaca la catedral de St. Paul casi en el medio de la línea urbana, con su cúpula apuntando hacia el cielo. Y sí, lo de abajo es un barco que pasaba por allí pero no me dio tiempo a inmortalizarlo unos segundos antes. Me gusta así de todas formas.

Haciendo esfuerzos por no chocarme con nadie en una ciudad en plena erupción de sábado noche, ya sólo quedaba atravesar la estación de Charing Cross y un par de pequeñas calles para toparse de frente con la mítiquísima Trafalgar Square.

Se hacía raro que no hubiera ningún concierto, ya que normalmente cada vez que había pasado por allí estaban dando alguno, aunque no por ello estaba menos abarrotado que de costumbre.

¡No quedaba nada! En cuestión de subir Charing Cross Road, el punto de encuentro con mis amigas me recibía en todo su esplendor nocturno: Leicester Square.

Un día muy agradable y bien aprovechado a cuya caminata seguiría una estupenda cena en uno de los restaurantes de la cadena Bella Italia. No estaba mal de precio, creo recordar que pagué unas 10 libras. Naturalmente, el Macdonald’s es mucho más barato, pero la calidad compensa bastante y esto es algo que, tras el fin de semana que acabo de pasar de comida basura a saco, lo voy a apreciar mucho más a partir de ahora aunque haya que pagar más. Ya por salud, la verdad. ¡Y anda que no estaba buena la lasaña que me pedí!

Eso sí, de vuelta a casita en autobús :).

¡Que paséis muy buena semana!

Anuncios
  1. junio 7, 2012 en 10:02 am

    La de recuerdos que me vienen a la cabeza mientras leo tu paseo…Voy a tener que pegarme una escapadita a Londres 😉

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: