Inicio > Aventuras gráficas, Gotas de lluvia, London's calling > El día que caminé de Lewisham a Monument (I)

El día que caminé de Lewisham a Monument (I)


Ese día fue el 9 de junio de 2012. Un sábado que pretendía pasar entero en casa tras más de una semana de planes diarios se truncó en una nueva caminata para celebrar la salida del sol al mediodía (precedida por una siesta que me sentó como Dios). Tanto había disfrutado del recorrido de Lewisham a Leicester Square hecho el 26 de mayo, que no pude menos que plantearme la idea y comenzar a googlemapsear para ponerla en práctica. Quizás incluso se convierta en una costumbre mensual o quincenal, ¡quién sabe!

Puesto que el plan era cenar en un restaurante situado al lado de la estación de metro de Monument, comprobé que incluso tardaría menos que hasta Leicester Square: me iba a llevar dos horas y unos 7 minutos (a Leicester Sq eran dos horas y 28 minutos), así que cogí puerta con mis míticas notitas para no perderme.

Los primeros 15-20 minutos transcurrieron por la misma calle de partida que en la primera caminata, a lo largo de Lee High Rd, pero al pasar la estación de tren y de DLR de Lewisham se giraba ligeramente a la derecha en vez de seguir recto (aunque el resultado era el mismo ya que en principio había que llegar a New Cross Rd, al igual que en la primera caminata). ¡Cuál fue mi sorpresa al encontrarme de sopetón con un pedazo de parque! Ravensbourne Park, para servirles.

Recorridas Thurston Rd, Brook Mill Rd y New Cross Rd, la siguiente calle me haría alucinar del encanto que desprendía: Depford High St. Una vía estrecha en comparación con las anteriores y absolutamente repleta de todo tipo de pequeños comercios en ambas aceras. No pasaban ni coches. Una mini-ciudad en auge de población mayoritariamente negra (por no decir absoluta a excepción de mí, algún chino y poco más), un amago de barrio de vecinos medianamente transitado y con gente charlando en las puertas de las tiendas, todo unido a los mil y un olores que te acompañan al cruzarla y que te abren brutalmente al apetito. A continuación, tenéis el final de la calle, donde ya sí que había más circulación.

Se sucederían a partir de aquí unas avenidas continuas de halo tranquilo con pequeños comercios a ratos que abarcaban todos los posibles servicios necesarios (fruterías, pubs, peluquerías, bancos, centros de cambio de moneda, cibercafés, super mercados enanos, restaurantes, etc.), niños en la calle alguna que otra vez, urbanizaciones cuyos balcones incluso me recordaron a los pueblos costeros españoles… Muy familiar, muy de barrio pero a lo grande. Para más inri, se me abrieron ante los ojos tropecientos paisajes ligeramente nublados entre los que me he decantado por elegir el siguiente de Creek Rd. Un par de edificios y el cielo de fondo. Simple y de composición idónea en cuanto a los elementos para mi gusto.

El siguiente edificio, situado en la calle contigua a la anterior, en Evelyn St, me pareció bastante encantador, más acorde con la arquitectura que se le suele atribuir a este país como propiamente británica: ladrillo, ventanas cuadradas o rectangulares, uno de los tejados en pico… Se trataba de un colegio de primaria: Deptford Park Primary School.

No obstante, si el haber topado con Ravenbourne Park me había resultado grato, Lower Rd me sorprendería aún más con un segundo e inmenso parque: Southwark Park, con una pinta buenísima para recorrerlo en bici. Lástima que no tenga, aunque aquí los ciclistas son bastante temerarios y van siempre por la carretera, cosa que me da bastante respeto (y coraje cuando hay uno delante del autobús en el que voy yo)…

¡Dichosos los ojos! ¡Por fin la rotonda que conectaría Lower Rd con Jamaica Rd! Considerémoslo como la mitad del camino, y ganas que tenía de verla teniendo escrito en mis notas “recto hasta una rotonda” mientras que caminaba eternamente sin divisarla. De paso, cartelito de turno, aunque esta vez les hice poco caso.

Al girar en la rotonda a la izquierda por Jamaica Rd, me quedaría flipada mirando a mi izquierda y encontrándome de pleno con otro acceso al Southwark Park cuando hacía un rato que lo había perdido de vista y olvidado al estar tapado por los muros. ¡Pero no, seguía ahí! ¡Ni grande el parque! Habrá que explorarlo un día de estos.

Hasta aquí tenéis redactada la primera mitad de esta, mi segunda caminata londinense. En la segunda parte, más y mejor.

¡Un saludo y feliz fin de semana!

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. junio 23, 2012 en 2:28 pm
  2. junio 26, 2012 en 11:06 pm
  3. junio 29, 2012 en 12:06 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: