Inicio > Culturitis, London's calling > The Folly, restaurante y pub en Londres

The Folly, restaurante y pub en Londres


Queridos lectores, os presento el sitio en el que degustaría mi primer bicho de mar en este país (a los 4 meses de estancia, tócate los huevos) un 9 de junio tras una buena caminata desde mi barrio hasta el centro. The Folly es un restaurante que si lo miras desde fuera, y sobre todo por dentro, te da la sensación de que te van a clavar la puñalada de tu vida, puesto que es enorme, compuesto de varias zonas, extremada y vistosamente adornado e incluso no le faltan árboles dentro, además de que buena parte de los clientes van bastante arreglados allí, al menos para el sábado noche, cosa que me habría venido bien saber con adelanto pero bueno, también se puede ir vestido normal y corriente.

Su composición: al entrar, te encuentras con unas mesitas y sillas del estilo para tomar el té y a la derecha una barra en la que pedir cócteles, función muy cumplida para el fin de semana por la noche antes del cierre a las 12. Creo que rondaban las 7 u 8 libras, aunque podrían ser más caros.

Delante de los ojos y detrás de estas mesitas, bordeadas por tres arbolitos más grandes que yo, se observa un amplio espacio con variadas mesas acondicionadas para tanto reuniones grandes como parejitas que quieran comer, es decir, de diferentes tamaños, y una segunda barra al fondo. A esta sección, más focalizada hacia el almuerzo o la cena, se accede a través de unas escaleritas situadas a la izquierda de la entrada.

No obstante, el local consta de otras escaleras que te conducen al piso de abajo, donde se abre otra sala aún más inmensa en la que te encuentras una tercera barra y mesas circulares, esta vez con sillones, más apropiadas para tomar algo que para comer; y los baños al fondo, que merecen mención aparte.

Lo siguiente es lo que se ve a la derecha nada más entrar en el baño de techo alto: una barra con sus butacas. Te dan ganas de tomarte una copa allí mismo. De hecho, un mensajito escrito en uno de los espejos te invita a ello.

Y esto es sólo el principio. Vista al frente, te encuentras con un árbol más plantado en medio, liderando una fila de lavabos a cuyos ambos lados se sucede una serie de puertas con sus respectivos váteres, contando aparte con los secadores de manos justo a la izquierda de la entrada. Disculpen la falta de imágenes del local en sí, pero había poca luz y estas acabaron siendo las más nítidas, además de que me parecía para hacerle un mini-reportaje.

¡Que no le falte un espejito colgando al árbol!

Pasando a lo verdaderamente importante, hablemos de la comida y los precios. En la carta, los platos principales, entre los que te encuentras tanto ensaladas como carne y pescado, rondan las 10 libras, lo cual está de maravilla para la calidad y la presentación, con la que aluciné en colores. Si le añades un refresco, son un par de libras y 60 peniques más; una cerveza, casi 5 libras más; algún entrante, otras entre 5 y 7 si se trata de los de la sección superior de la carta, más baratitos, u otras 10 si lo elegimos de la sección de platos para compartir o entrantes menos baratitos, con los que una persona se podría quedar llena, según nos dijeron (me imagino que una que no coma mucho, en vistas del que nos pedimos).

Así pues, fuimos a lo grande para mi primera vez, segunda de la amiga que me lo recomendó y me llevó allí, y nos pedimos, para empezar, un entrante, algo simple para no pifiarla porque de aquel menú entendíamos más bien poco (habrá que repasarse las comidas en inglés): pollo. Sin embargo, ¡mirad qué forma de ponérnoslo!

Y bueno que estaba. La salsita no me hacía especial gracia pero acabé mojando y acostumbrándome porque si no costaba un poco tragárselo. Creo recordar que se basaba en algún fruto seco, avellana o algo así, con un leve toque picante.

A continuación, ¡mi súper plato principal! Lo que en la carta era una descripción en inglés del copón con una sola palabra en francés que captó mi atención (Paupiette) se transformó en una vieira deliciosa, introducida a modo de semi-puré mezclado con guisantes y no sé qué condimentos en el interior de la concha que véis en la fotografía y sobre una base de puré de patata que tampoco sabía nada mal.

Por cierto, la bolsita esa tan cuca de la esquina contenía… ¡medio limón! ¿Será posible tanto curro para presentar un plato? Desde luego, no se puede decir que la gastronomía no sea un arte.

Ahí queda recomendado el sitio. Recordad: si os pedís un solo plato y agüita del grifo, la cosa se puede quedar en unas 10 libras o poco más; a partir de aquí, suma y sigue entre bebida, entrantes y/o postres, a los que no tuvimos tiempo de acceder, por cierto, ya que nos cerró la cocina a partir de las 10 o 10:30 de la noche, mas queda pendiente probar el brownie.

¡Hasta la cuenta la trajeron de forma atractiva!

Por último, dirección: número 41 de la calle Gracechuch Street, al lado de la estación de metro de Monument o de Bank (están conectadas), zona 1, pleno centro de Londres. Eso sí, si queréis continuar la fiesta, proceded a coger un bus o el metro ipso facto porque por la zona no hay absolutamente nada.

¡Un saludo!

  1. junio 29, 2012 de 12:20 am

    Quilla, vaya tela tu vida .. XD

  2. junio 29, 2012 de 8:07 am

    Parece un sitio bastante recomendable, habrá que apuntárselo para cuando te vaya a visitar…Por cierto, ¿no dices que comiste pescado al principio del post? Porque ni el pollo ni la vieira los encajo en esa categoría 😛

    • junio 30, 2012 de 1:25 am

      Cuando vengas, vamos sin duda :D.

      Jolín, me refería a la vieira, me imagino que pensando en mi primer bicho de mar, claro, no distinguí entre molusco y pez con la emoción xD.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: