Inicio > Gotas de lluvia, London's calling > Nunca te disculpes por algo que no has hecho

Nunca te disculpes por algo que no has hecho


Una apacible tarde de viernes (o noche, en Londres), en la cola del supermercado (Lidl, para ser más exactos), una muchacha espera pacientemente su turno para pasar su único y humilde artículo: leche, que bien pronto que se acaba. Advierte la presencia de una botella de vino y algún elemento más enfrente de ella, sin aparente futuro dueño por los alrededores… Hasta que se manifiesta. Un señor, digamos, mayor, pero con vitalidad en sus movimientos, brillo en sus ojos y una buena mata de pelo semi-largo blanco.

Esta enigmática figura le ofrece pasar delante, a lo cual se niega, aludiendo que él tampoco llevaba gran cosa, así que no lo veía necesario. Cabello Blanco insiste y ella accede, viéndolo marchar de nuevo hacia los pasillos del consumismo. Aún sin haber tenido tiempo ni para pagar, el hombre reaparece rápidamente, pasándose la mano por la cabeza en un gesto que mostraba cierto agobio.

– Yeah, it’s hot here. -comenta la chica, esbozando una sonrisa. (Sí, hace calor aquí)

– Oh, no! It’s just the pain from my broken arm, you know? Sometimes it really hurts. -anuncia señalándose su brazo izquierdo, oculto bajo el abrigo. (¡Oh, no! Solo es por el dolor del brazo roto, ¿sabe? En ocasiones, molesta bastante)

– Oh, sorry. -murmura ella apurada y educadamente, tan acostumbrada a una sociedad en la que los “sorry” y los “thank you” se hallan a la orden del día. (Oh, lo siento)

– Did you say “sorry”? -pregunta Ojos Brillantes repentinamente, colocándose la mano tras la oreja y aproximándose a la joven en un gesto entre simpático e inquisitivo- I hope you didn’t! (¿Ha dicho “lo siento”? ¡Espero que no!)

– Yes… -confirma extrañada- Why? (Sí… ¿Por qué?)

Entonces, el señor pronunciaría la siguiente afirmación con toda la dignidad de su ser, desprendiendo (la tuviera o no) un áurea de sapiencia señorial y absoluta:

– Never apologise for something you didn’t do. (Nunca te disculpes por algo que no has hecho)

Foto: York Walls (Murallas de York, Inglaterra). 11 de noviembre de 2013. Otoño onírico.

  1. noviembre 16, 2012 de 7:48 pm

    Me ha llegado =)

    El hombre es más que sabio!!

    Un besito María!

    o Mary… jejejeje

    • noviembre 16, 2012 de 7:50 pm

      Muchas gracias, guapa :). A veces, las cosas más simples son las que más tocan el corazón.

      ¡Un besazo!

  2. tsutomu
    noviembre 19, 2012 de 6:50 pm

    Simple y bonito, sí señor 🙂
    ¡Se te echaba de menos por el mundo blogueril, hermana!

    • noviembre 21, 2012 de 8:27 pm

      Gracias, brooo, sí que hacía tiempo que no me pasaba, sí… Por suerte, cuando me viene la inspiración a saco no puedo evitar ponerme ^^. Mejor que obligarse tanto a escribir, la verdad, que ya sabemos lo que nos entretiene la vida como para sentarse (y la pereza) :P.

      ¡Muchos besos!!!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: