Inicio > Gotas de lluvia > Las paradas de metro y sus historias

Las paradas de metro y sus historias


Metro la LatinaEs curioso cómo el metro le da una personalidad especial a las ciudades que lo tienen. Y no solo por facilitar (o dificultar a veces) los desplazamientos, sino por el hecho de identificar algunas de las paradas con ciertas personas, anécdotas o vivencias, trayéndote a la memoria recuerdos, sonrisas, melancolías y todo tipo de sentimientos cuando menos te lo esperas. De esta forma:

Príncipe Pío son docenas de cenas confidentes.

Lavapiés es mi verano posterior a la carrera.

Delicias es la llegada de una gran amiga de Jerez.

Ibiza es aquella fiesta en un catamarán.

Retiro es el hombre que vi en monociclo mientras escuchaba la BSO de Amelie tumbada en el césped.

Carabanchel Alto es la persona más romántica que he conocido nunca.

Puente de Vallecas son abrazos y cachimbas.

Fuencarral son mis camisetas de Taxi Driver y Trainspotting, y la de El Club de la Lucha para mi hermano.

Manuel Becerra son proyectos de amistades.

Puerta de Arganda son Los pilares de la tierraEl pantano de las mariposas. Y, para bien o para mal, apuntes de SEM.

Moncloa es el paso de los tempranos veinte a los “definitivamente-se-me-acabó-mi-tiempo-por-esta-zona”.

La Latina son cuatro personas conociéndose, vino en mesa.

San Bernardo es un estupendo buffet libre con la mejor de las compañías.

Gran Vía es un paseo de la mano y miles de besos.

Atocha son las ganas de ver a mis padres.

Méndez-Álvaro es la despedida en la que mi visitante perdió el autobús por no habernos dado cuenta del cambio de hora durante aquel fin de semana.

Rivas Futura son mis últimas prácticas en España. Espero.

Santiago Bernabeu es aquella caminata eterna por no ser consciente de lo larga que era la Castellana.

Bilbao son muchas, muchísimas noches de risas.

Diego de León será la casa que compartí con mi hermano mayor, junto con sus correspondientes charlas y carcajadas y la confianza que ninguna otra persona me da en este mundo para hacer el tonto de una manera acojonante. Aparte de mi hermano menor.

Y para vosotros, ¿qué paradas de metro tienen su historia?

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: