Inicio > Mundo > Macaco – Hijos de un Mismo Dios

Macaco – Hijos de un Mismo Dios


No hace falta ser creyente o no para reconocer el sobrecogimiento que provoca el mensaje que Macaco transmite a través de la siguiente melodía. Me he sorprendido descubriendo que hacía ya un año que no publicaba ninguna canción desde aquella “Felicidad” del Shotta. Hoy, mi padre me ha enviado esta implacable denuncia, un grito por un mundo mejor que no he podido ni querido evitar el impulso de compartirlo con vosotros en medio de una época de mi vida en la que me debato más que nunca hacia mi futuro, lo que me podría apasionar y lo que me gustaría aportar al resto del mundo, aunque solo sea a una pequeñísima parte del mismo.

Creo que Hijos de un Mismo Dios puede ser la inspiración, o parte de ella, que muchos necesitamos para convertir nuestros proyectos en realidades sin olvidar que alrededor de nosotros hay todo un mundo trágico a la espera de que lo salvemos, y sin olvidar por tanto que en dichos proyectos seguro que podemos hacer o incluir algo que contribuya a mejorarlo.

Me quedo especialmente con este par de preguntas del estribillo: ¿Por qué los ojos se nublan? ¿Por qué los ojos se acostumbran a todo este dolor?, que me recuerda a la enorme cantidad de noticias catastróficas que nos impactan a diario a través los medios de comunicación y hacia las que parecemos inmunizarnos cada vez más.

Cabe destacar que los primeros versos también me han llegado al alma teniendo en cuenta que me hallo a poco más de media hora de Tijuana en coche… Bueno, y si seguimos con las estrofas, teniendo en cuenta que el ritmo de trabajo asumido a Nueva York es uno de mis principales temores aquí en California, teniendo en cuenta que precisamente la crisis me obligó a irme de Madrid… Vamos, que la canción entera me ha sacudido de arriba abajo.

Cinco de la mañana ahí en Tijuana
Se oye un disparo desde una ventana
María mira hacia al cielo, ya está acostumbrada
Es la banda sonora de cada madrugada.

Una pareja viviendo en Nueva York
Trabaja a jornada completa, otra cuota, otro ordenador
Su tiempo se resume, con tiempo que no consume
La banda sonora: es el sonido de su reloj.

Doce de la noche en el sur de Europa
Pongamos que hablo de Madrid
La palabra crisis bautizará la mañana
Es la banda sonora de tanto repetir.

[Estribillo]

Hijos de un mismo dios Macaco

Sí, somos, oh ohh oh ohhh (x4)

São Paulo, siete de la tarde
Cacerolas en lugar de tambores inundan la calle
João sigue con lo suyo, con sus labores
Fuera suena la banda sonora de sus dolores.

Luis, con el mundo, lleva una vida muy social
En la Red un millón de amigos,
Dice: No te pueden fallar
Pero en su casa hace un mes
Que nadie cruza su portal
La banda sonora: Solitaria comunidad.

Un hombre camina por las calles de Dakar
Se pregunta si una enfermedad se puede orquestar
¿Quién traerá la vacuna?
Moneda y cambio de una fortuna
Una banda sonora que pronto se olvidará.

[Estribillo]
(Oye!)
Si somos hijos, hijos de un mismo dios
¿Por qué siempre caen los mismos, por qué? Oye, dímelo
(Escucha!)
Si somos hijos, hijos de un mismo dios
¿Por qué los ojos se nublan?
¿Por qué los ojos se acostumbran a todo este dolor?
(Vámonos!)

Sí, somos, oh ohh oh ohhh (x4)

Y nos piden convivir, sin perder la cordura
Dar la mano con soltura a los Tipos de interés,
Aceptar su economía como animal de compañía
Correr con ataduras sobre su mundo de papel.

(Óyelo!)
Sí, somos, oh ohh oh ohhh (x4)

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: