Archivo

Posts Tagged ‘atención’

Insomnio

1:20. Me acosté a las 12:00. Y a la 1:00 me levanté, hasta los huevos de no poder dormirme. Llevo media semana en proceso de cambiar el ritmo. No sé cómo no caigo tiesa si las tres noches he descansado como un mojón. Y encima tengo hambre, pero a estas horas sí que no me meto nada, total, voy a desayunar dentro de 6 horas. Porque mañana SÍ he de madrugar, para ir a Madrid a entregar los papeles de aquella beca que no me van a dar y, de paso, ir a la Fnac a comprarme, a ser posible, los 4 libros que tengo que leerme este curso para la asignatura de Literatura y Cine, novelas que tienen una o dos adaptaciones cada una y que habré de visionar (ya están todas en mi poder, no pasa nada, y ya he visto un par, ¡molan!). Son:

1. El talento de Mr. Ripley. He visto la adaptación moderna (1999); no recuerdo el argumento (mejor para leer el libro) pero sé que me gustó. La antigua es del 60.

2. Trainspotting. No sabía que hubiera novela, la peli está guapa.

3. Solaris. Ni idea, hay dos adaptaciones, una del 72 y otra del 2002, con George Clooney.

4. Shor Cuts. La adaptación se llama “Vidas cruzadas”. Ni idea tampoco.

Y ahora vamos a hablar del maravilloso arte que consiste en poner cara de “estoy escuchando”. No es difícil, la jodienda sería que te hicieran alguna pregunta de repente pero vamos, si la mirada es fija y bien dirigida y la cara de póker, va que chuta. ¿Y esto a qué viene? Pues a que cada año de carrera me propongo con más firmeza prestar atención, y me da que cada vez con más prontitud al comienzo del curso me doy cuenta de que la cosa no va así, pero he asimilado que es tontería imponérselo o sentirse mal por no hacerlo, ya que cuando a una se le va la olla, pues se le va la olla, sin más. Habrá temas más interesantes y menos, y lo que no se puede pretender es permanecer con oídos, orejas y demás sentidos ultra pendientes durante 4, 5 ó 6 horas al día. Y si la clase es un muermo ya ni te cuento, que menudo desgaste psicológico tan brutal provoca obligarse a escuchar.

En fin, 1:33, a ver si me duermo de una puñetera vez.

A %d blogueros les gusta esto: