Archivo

Posts Tagged ‘branding lowcost’

Branding low-cost para tiempos lo-cos

Así se llama uno de los cursos, llamados updates, que ha ofrecido durante las últimas semanas el ESIC, una escuela de negocios y centro universitario situado en Pozuelo de Alarcón (Madrid). Tuve el placer de participar en el susodicho, impartido la mañana del sábado 19, y me gustaría compartir mi experiencia con vosotros.

Antes de nada, he de aclarar que no tengo absolutamente nada que ver con el marketing, es decir, no tengo ni idea sobre él (quizá alguna pequeña base de alguna asignatura cursada pero una nimiedad frente a lo que se enseñará en el ESIC), pero, como me invitaron vía e-mail a unirme, qué menos que probar, y ahora contaros qué tal fue.

Me dieron a elegir entre los 5 cursos que se iban a dar de tres horas cada uno y me decanté por este, principalmente por cuestiones de horarios, y no quedé decepcionada. Al principio, andaba algo perdida entre llegar a Pozuelo por mis propios medios, pasar un calor horroroso por el camino y entrar a una sala para descubrir que éramos siete personas (en vez de las docenas que yo me había imaginado repartidas en un gran auditorio), pero a los pocos minutos le cogí un creciente interés al asunto.

La persona que impartía el update, Fernando Carranza, me pareció un hombre muy agradable y cuya explicación fue excelente, además de que se preocupó porque en todo momento estuviéramos la totalidad de los oyentes bien enterados del tema. La pregunta que daba lugar a la trama principal del curso era: “¿se puede hacer branding en épocas de crisis?” (la respuesta es sí). Nuestro complaciente profesional nos habló de:

  • La situación actual, en la que hay menos presupuestos de marketing, una mayor fragmentación en la televisión, una subida de los costes publicitarios y diferenciados costes según la comunicación directa con el público (a través del teléfono, del mailing, de SMS o del e-mailing)
  • Lo que cambia, introduciendo esta parte con la brutal pregunta: “¿qué hacíamos antes de Google?”, y centrándose en su alta velocidad y en los nuevos consumidores que se añaden a los existentes (tenemos a la familia, la madre soltera, el soltero de oro, los jubilados a edad temprana, los niños, los jóvenes, la mujer independiente y con poder económico, la pareja homosexual y la mujer mayor), junto con el transformado desarrollo del branding en las redes sociales.
  • Lo que no cambia, es decir, la saturación de marcas de todo tipo sobre cualquier producto y la batalla por la mente.
  • Casos reales, en los que se había llevado a cabo branding low-cost con mucho éxito, como la campaña Yes we can de Obama, gozando de un inmenso protagonismo las redes sociales, como es natural en estos tiempo.
  • Elementos conceptuales para el posicionamiento de lo que se quiere lanzar, como el 8F (los ocho factores, herramientas para el branding: logo, packaging, eslogan, música, color, forma, olor y nombre) y el AIDA (Awareness, Interest, Desire, Action), procedimiento de la mente humana para tomar decisiones desde un inicio de total desconocimiento.
  • Y más en torno a la percepción del producto o servicio, la marca, el target, el ego, los recursos (sobre todo, online), etc.

Además, a mitad del update, realizamos un curioso ejercicio que consistía en crear un código de comunicación solo con números y sonidos para ayudar a un compañero de nuestro equipo, siendo dos los que competíamos, a encontrar una llave llevando los ojos vendados y “liberarnos”.

Las conclusiones fueron aplastantes porque, digamos que más o menos se logró el objetivo, pero nos dimos cuenta, en el posterior proceso de análisis, de los problemas que habían surgido: una mala comunicación en general, potenciada por la falta de códigos, de análisis y de previsión.

Cabe destacar aquí que este carácter de improvisación y excesivamente confiado es muy propio de los latinos, mientras que los anglosajones se caracterizan fundamentalmente por su gran dedicación a la planificación.

A modo de conclusión, solo puedo decir que resultó un rato la mar de entretenido, formativo y dinámico que agradó enormemente a todos los paticipantes, tanto a los que sí sabían de marketing como los que no (que creo que solo era yo). El update Branding low-cost para tiempos lo-cos no habría decepcionado a nadie, y seguro que ninguno de los otros cursos tampoco, pues los encabezan verdaderos profesionales del mundo del marketing.

Así pues, espero haber conseguido que os intrigara un mínimo este tema y agradecimientos desde aquí a las personas que organizan tales eventos y extienden su ofrecimiento por las redes.

¡Que disfrutéis del domingo y empecéis la semana con ganas!

A %d blogueros les gusta esto: