Archivo

Posts Tagged ‘El Beso Cam de León’

La interpretación de los sueños y El Beso de Cam de León

He tenido unos sueños rarísimos. Extrañísimos pero alucinantes. Lo que me jode es no acordarme apenas ahora… Quizá duerma siesta más a menudo. Me sientan como un tiro pero es cuando más a menudo me despierto con la sensación de algún que otro atisbo onírico, porque durante la noche nada de nada normalmente.

A ver, era… Iba abriendo puertas de sitios, trasladándome a diferentes épocas y ambientes. Podía tocar un camerino con chicas maquilladas y vestidas al estilo de los primeros cabarets (finales del siglo XIX), podía ser otro escenario completamente distinto en el que pasara bastante miedo… como una habitación con las paredes cubriéndose de una sustancia que claramente daba la hostia de mal rollo, un halo mortífero en plan Harry Potter…

Pero todo tenía un nexo, un punto en común, un objetivo, en el que no caigo. Me fastidia porque, al abrir los ojos, me he sentido como si esa secuencia inconsciente me hubiera dado la clave de algo importante, una especie de perspectiva repleta de lucidez en cuanto a un tema vital, en el que creo que tampoco había pensado nunca pero ahora se tornaba tremendamente relevante.

Me parece que no podía parar de abrir puertas, siempre me llevaban a otro sitio. ¿Volví a casa? No lo sé. Me encantaría ponerme a interpretarlo, pero me da que mis divagaciones mentales siempre me llevarían a desenlaces maravillosos xD.

Movimiento, desplazamientos, aventuras. Una trotamundos, un culo inquieto, un imposible-quedarse-en-ninguna-parte-mucho-tiempo. Ni con nadie. ¿O, simplemente, inestabilidad mental? ¿Locura maniática, inconformista, selectiva y/o insatisfecha?

Conclusión… ¿Necesidad de cambios constantes? Bueno, ¿y quién no? La diferencia se basa en suplirla o dejarla correr.

Variando un pelín de tema, me he encontrado con esta imagen de la derecha al buscar por internet alguna estampa relacionada con toda esta paranoia. Se trata de El beso, de Cam de León, artista surrealista de nuestro siglo. No puedo mirarlo mucho rato seguido, me entra un no sé qué por el cuerpo, en el pecho, una especie de intensa agonía de impotencia.

Podría representar claramente el amor hoy en día. Cómo nos queremos absorber, chupar, introducir al otro en nosotros y controlarlo de alguna manera. Ya nos gustaría, aunque por fuera nombremos palabras como “libertad” e “independencia”. Sientes a la otra persona como tuya y de nadie más. Te la quieres comer constantemente.

Aquí podéis ver más obras de Cam de León, al cual desconocía y que, en realidad, me ha puesto un considerable mal cuerpo al visualizar sus obras, pero no dejan de ser muy curiosas e impactantes. De eso se trata, ¿no? De causar sensaciones fuertes en el espectador. Véase el singular parecido entre los rostros creados por este hombre y los alien. Al menos a mí me lo ha recordado.

Por último y para complementar, en este post tenéis una recopilación la mar de interesante de “besos artísticos”.

Os deseo un feliz comienzo de semana :).

A %d blogueros les gusta esto: