Archivo

Posts Tagged ‘Facebook’

Fotos, fotos, fotos

Y más fotos en Facebook, en Instagram, en Flickr, en el ordenador, acumulándose en un bucle infinito de amigos (y no tan amigos), sonrisas, copas, paisajes, reencuentros… Y menos fotos para el recuerdo, para el recuerdo de verdad, el que no se olvida ni queda archivado en la maraña de memoria, el que merece su lugar entre reflexión y reflexión que se cuela por en medio de nuestras vidas cotidianas.

Menos fotos que destacar entre los cientos que sacamos, la mayoría repetidas para corregir cualquier fallo (¿qué habrá de malo en no salir siempre perfecto?). Menos fotos meticulosamente sacadas porque en ese particular momento el ambiente te pedía sacarlas, ¡porque es tan fácil hacer miles de fotos en todo momento! Menos fotos que aguardan para ser vistas en la clandestinidad del carrete analógico a menos que seas un melancólico o un romántico de este tipo de fotografía. Menos fotos que enseñar a tus seres queridos porque tienes tantas que no encuentras ni tiempo para separar las mejores, y enseñarlas en condiciones se hace imposible. Menos fotos pensando en ti mismo, sino en los demás.

cielo rosa

Un día cualquiera en un lugar cualquiera

Menos fotos sin filtros, menos fotos en papel, menos fotos en marcos de fotos, menos álbumes en los que pasar las páginas con emoción, paseando la mirada por ellas, sintiéndolas desde las puntas de los dedos hasta el corazón, notando cómo ese álbum te cuenta miles de historias y anécdotas con fecha de caducidad, porque todo lo bueno y todo lo malo acaba, porque notas con expectación que te quedan menos láminas para llegar a la que culmina el álbum, la que elegiste personalmente para cerrarlo, y no la última de la carpeta virtual de 2007, 2010 o 2013 de tu portátil, cuyo lugar lo ocupa por motivos cronológicos (es la última que sacaste) y con altas probabilidades de estar desenfocada, de no mostrar nada de interés o simplemente de no significar nada al precederle unas cinco imágenes exactamente iguales.

Las nuevas tecnologías presentan unas ventajas fantásticas, no lo niego. Pero también fulminan la esencia de lo artesanal, lo manual, lo que a menudo supone un mayor esfuerzo y, por tanto, una recompensa más satisfactoria, tanto física como emocionalmente. Y, en especial, volviendo a nuestra querida época en la que nunca se han hecho tantas fotos por minuto en el mundo, esta locura visual pública también lleva a equívocos, a creerse capaz de mostrar o de percibir un nivel de dicha y de penas determinado según lo que se exponga al exterior. Cuanta más cantidad, más color y más etiquetas en lugares distintos, mejor persona soy, más sociable, más aventurero, más feliz.

¿No nos estamos pasando un poco? ¿En serio no cabe en ninguna cabeza el ignorar un pelín la tentación de la cámara según qué momento? ¿El anonimato ha perdido su encanto por completo? ¿Hemos de conocer a los amigos, parejas, familiares, mascotas, restaurantes, películas, discotecas, comida, libros (estos no son muy frecuentes, fíjate qué lástima) y estados emocionales de todo tipo de todo el mundo? ¿Hemos de dar a conocer todo lo nuestro para indicar que nuestro mundo (y por tanto el mundo en general, claro) funciona correctamente, todo está en orden, controlado, óptimo, “me gusta”?

resumen año FacebookPues no, querido Facebook, no vas a definir mi año 2014. Te respeto, a ti y a todos los que te hemos convertido en parte de nuestras vidas, pero no me apetece que ahora vengas también a elegir por mí los retazos de mi existencia que te parecen importantes. No tienes derecho ni puñetera idea de lo que durante los últimos doce meses ha sido realmente significativo para mí, por mucho movimiento y jolgorio que haya en mi perfil, así que no me toques la moral, que bastante incrustadito estás ya en la mentalidad contemporánea para que encima decidas mi felicidad y cuándo mostrar tu propia perspectiva de ella.

¡Maria Dixit en Facebook!

Sí, señores, tras dos años escribiendo, ya iba siendo hora de crear una página en Facebook específicamente para el blog. Aunque contáis con un botón en la columna de la derecha para darle al “me gusta”, os pongo la dirección exacta a continuación:

https://www.facebook.com/mariagadixit

Espero que muchos os animéis a integraros, sobre todo si os resultaría más cómodo seguirme a través de ella :).

Puesto que hay una inmensa cantidad de material redactado desde el 13 de junio de 2010, naturalmente no me pondré a colgarlo todo, pero quizás sí que publique de vez en cuando, o incluso casi a diario, algún viejo post, junto con los más recientes que vaya escribiendo a tiempo real desde la creación de la página y cuya difusión en Facebook será inmediata.

Sin más dilación, ¡bienvenidos a Maria Dixit en Facebook!

Cosas que pasan cuando tienes a familiares agregados al Facebook

Por cosas como esta, entre tantas otras, no tengo a familiares agregados (exceptuando hermanos y parientes más o menos de mi quinta) y sigo dando gracias porque mis padres no tengan el más mínimo interés en introducirse en el mundo de las redes sociales.

Creo que se trata de un ámbito en el que se deberían separar unas generaciones de otras. Me explico: me parece estupendo y maravilloso que hijos y padres decidan tenerse presentes en sus respectivas cuentas pero también me parece incluso una pena saltar esa frontera, esa distinción generacional. La exteriorización de los pensamientos, estados de ánimo, opiniones, noticias e imágenes a compartir, etc, siempre se va a ver condicionada por quienes tengamos agregados a nuestro perfil, y si justo son nuestros progenitores los que deambulan por ahí, esa privacidad expresiva se pierde por completo.

No os confundáis, tengo muchísima confianza con mis padres (basta con decir que naturalmente leen este blog, y cualquiera de mis lectores habituales sabe cómo me expreso en bastantes ocasiones: sin tapujo ninguno), pero las redes sociales son otro tema. Por poner los ejemplos más típicos: ya saben que bebo pero no considero necesario que me vean con cubatas en la mano. Ya saben que tengo fotos con mis amigos pero no hace ninguna falta que vean la esperpéntica jeta que llevo en la mitad de ellas ni que me las comenten, y menos para alabar tantísimo mis virtudes delante de todos mis contactos (admitámoslo: a todos nos da una vergüenza terrible esa explosión amorosa, o reprobadora según la situación/imagen enfrente de los colegas).

Me basta y me sobra con la relación que mantengo con ellos, plenamente comunicativa pero cada uno con su espacio, en perfecto equilibrio. Aparte, extrapolándolo a todos aquellos que sí tienen a familiares agregados: ¿con qué motivación le suelto yo una burrada verbal a algún amigo en su muro si soy consciente de que tiene a su madre agregada? ¿Qué va a pensar de lo que puede ser una inocente frase para mí pero resulta una burda atrocidad para ella? No lo sé, normalmente no la conoceré pero ya me coarta. Peor aún: pongamos que lo hago y me la comenta ella misma. ¿Cómo respondo? Abran paso a la muerte cruel y dolorosa del libre (y joven) pensamiento.

Desde luego, no estoy diciendo que a los mayores de 50 años se les deba prohibir el acceso a Facebook, ¡no me malinterpretéis! Mas opino que esta intromisión tecnológico-social en masa de los nacidos en los 60 se debe más bien al boca-a-boca que a un deseo natural y espontáneo de pertenecer a estas comunidades, las cuales hay que conocer bien antes de meterse (y no es la norma esto, así nos va). Sí, eso es, una moda que ha irrumpido y se está catapultando brutalmente de unos seres a otros para ir cubriendo cual epidemia de sensación moderna y súper-actualizada todos los hogares posibles.

En fin, todo este post no deja de mostrar mi perspectiva personal (aunque más de uno coincidirá conmigo, digo yo) pero vamos, por muy transparentes que seamos, nadie se comporta igual con los padres que con los amigos (nadie, he dicho), de la misma manera que tampoco nos comportamos igual con unos amigos/colegas/conocidos/familiares que con otros.

Conclusión: papás, seguid en vuestra línea. Mis hermanos y yo estamos orgullosísimos de vosotros y extremadamente agradecidos hacia vuestro nulo interés por estos mundos virtuales :D.

Vídeo-spam de la muerte de Bin Laden en Facebook

Esta misma mañana, la cual iba a resultar muy productiva en principio, me he encontrado en mi Muro del Facebook con un enlace en inglés de un amigo en el que me invitaba a ver un vídeo en el que aparecía la muerte de Bin Laden. Apenas sospeché de si sería un virus porque dicho amigo se expresa a través de la red social tanto en inglés como en español, así que hice click. ERROR. Efectivamente, era spam. Seguí las instrucciones y al final solo permanecía una ventana de publicidad que no me dejaba acceder al ficticio vídeo.

¿Y cuál es mi sorpresa al segundo siguiente? El comentario de una amiga en el mismo enlace, diciéndome que parecía ser un virus porque se había publicado en TODOS los muros de mis amigos. Empiezo a alucinar y a agobiarme viendo en mi muro las actualizaciones del maldito enlace en los demás muros y procedo a borrarlos compulsivamente. Ya me imaginaba dedicando la mitad del día a borrar aquello de mi Muro y luego de todos los Muros de mis amigos lo antes posible (ya incluso un par de amigos míos habían hecho lo mismo a través de mi enlace), cuando, de repente, desapareció. Todas las actualizaciones de mi Muro relacionadas con el vídeo desaparecieron, y también de los Muros de mis amigos agregados, ¡menos mal!

Así que nada, he emitido en el ¿Qué estás pensando? un aviso pero mejor será extenderlo de todas las maneras posibles. Mirad, aún abarco el hecho de que nos bombardeen con informaciones de todo tipo que se contradicen entre sí, me hacen gracia los comentarios irónicos, sarcásticos y un poco de humor negro en torno al tema, asumo toda la burbuja que se está formando debido al asunto… pero esto ya ha sido DEMASIADO. Por sacar lo positivo, a ver si es posible que la población civil se desvincule por completo de su fiabilidad extrema ante cualquier escrito o publicación que salga a la luz en los medios de comunicación y en las redes sociales, porque ya va siendo hora de empezar a cuestionarse las cosas.

Categorías:Pizcas Etiquetas: , , , ,

Demasiado cómico para no contarlo

Le he dado a una aplicación de Facebook denominada ¿Quién serás en 40 años? porque a un contacto le he visto en su respuesta: Barrendero, divorciado, con un hijo, alquilando una pequeña casa pequeña, y he dicho buah, esto hay que hacerlo.

Pensaba que me expondría una retahíla de preguntas, o al menos cuatro o cinco, para llegar a alguna deducción mínimamente acertada y acorde con la realidad pero no, ha sido hacer click y salirme ya la respuesta:

Veterinaria, casada, 2 hijos y 4 perros, con una casa grande en las afueras de la ciudad.

Me veo obligada a aclarar que estudio Periodismo+CAV, que no sé si me casaré, que me gustaría tener tres hijos (quizá uno adoptado), que no quiero tener animales hasta por lo menos mi jubilación y que me gusta vivir en ciudades grandes. Te has lucido, aplicación-bazofia.

hostia, que se puede “Consultar de nuevo”.

Ama de casa, separada, sin hijos, mantenida por el ex marido abogado.

Esta ha sido mucho mejor que la anterior.

En fin… La sensación se ha parecido bastante a la que me ha recorrido este mediodía cuando he puesto los informativos de Cuatro y, tras el resumen inicial, han abierto con la tragiquísima muerte del pulpo Paul. Después de ver con ojos como platos varios totales (declaraciones) de personas en plan “¡oi, qué pena más grande me da!” (con sentimiento, nada de sarcasmo) o “¿y ahora qué vamos a hacer?” y escuchar al locutor decir la frase “Toda España está de luto”, he cambiado rápidamente a Neox para ver Invasores y Next. Dos absolutas mierdas de programas para buscar pareja, tristísimos, pero que no me han provocado la terrible mala hostia de las noticias, porque son lo que son: basuras declaradas a los cuatro vientos. El delito es exclusivo de aquel sacrilegio de informativo.

La conclusión la dejaré en manos del comentario que me ha dicho un amigo al contárselo: “¡Que me deporten de este país ya!”

Esteman – No te metas a mi facebook

Sí, es muy penca y vergonzosa, ¡pero ultra pegadiza! Me he acordado de ella, me han entrado ganas de escucharla y creo que he perdido el control sobre mí misma: no puedo dejar de ponerla una y otra vez.

Pedro Villa y Josefina están prontos a ligar,
Pero Laura la vecina los ha visto desertar,
Juan Ruja renuncia y lo hace publicar
Leonora su esposa pronto lo va a borrar

Amanda y Miranda acaban de rastrear
A Lina su amiga que les dejó de hablar
Tantean, husmean, no hay nada que indagar
Es fácil, muy fácil, sólo opriman pokear

No te metas a mi Facebook
No te metas por favor
Cada vez que tengo un inbox
Me provoca poner close
No te metas a mi Facebook
No te metas por favor
Cuando escribas melodramas
No me lo hagas por el wall

De 620 amigos te relacionas con 10
90 desconocidos más 60 friend requests
Te buscan, rebuscan, pronto te van a ver
Juntitos, toditos, apuéstenle a la red

200 eventos, a los que debes ir
Aceptas a todos aunque no quieras ir
Tu vida es difícil, tienes que decidir
Aplica la regla, ponle a todos maybe

(Bis) No me lo hagas por el wall
Me provoca poner close

No me digas que no tienes que ir al baño
Cuando, te miro te la pasas Facebookeando
y luego suspiro, te vas a quedar un rato
y mucho más

No me digas que tienes otro cumpleaños,
Del que hace un año ni te hubieras enterado
Será que ahora es moda festejar con los extraños
Y brindar por brindar

Por cierto, solo con poner en youtube únicamente las dos palabras “no te” ya me ha salido la canción como primera opción. Para flipar en colores.

Categorías:Frikadas, Musicalidad Etiquetas: ,

La cosa está que hierve

Literalmente. ¿Quién me mandaría a mí hacerme un colacaíto ultra hirviendo antes de acostarme (“rápidamente”) a las 3 de la mañana? Me ha dado tiempo a ver todas las fotos de El Spiderman gordo de la Plaza Mayor en facebook, y aún así he tenido que seguir agarrando el vaso a través de una servilleta para no quedarme sin dedos.

Creo que he encontrado una explicación: soy más de desayunar de madrugada que por la mañana.

Sí, será eso.

Pd: selección de fotos de la huelga hecha. A medias. Puede que pasar de 247 imagénes a 73 parezca un gran avance, pero estas han de quedarse en 20…

Así que see you tomorrow para liquidar a las próximas 53 :).

A %d blogueros les gusta esto: