Archivo

Posts Tagged ‘fans’

El fenómeno Justin Bieber; los jóvenes y las redes sociales

La noche y las redes sociales me han sorprendido con un par de vídeos realmente de impresión. Primero vi la respuesta y luego el desencadenante, el cual resulta que había recibido muchas más respuestas aparte de la que yo he visto, pero creo que será una buena muestra. Probablemente estas jóvenes consigan en poco tiempo ser de los vídeos más vistos, sobre todo teniendo en cuenta que, al parecer, Justin Bieber es el famoso más seguido actualmente en el mundo virtual, incluso por delante de Lady Gaga.

Os sitúo un poco y os coloco las declaraciones de las chicas por orden: primero, una Belieber (así se hacen llamar los fans del susodicho) expone toda su explícita y personalizada defensa del muchacho en cuestión (hacia el que no guardo ninguna opinión en absoluto más de lo que se ve), de una forma un tanto… en fin, me gusta la devoción adolescente hacia los ídolos, pero creo que la chiquilla va a sufrir bastante en sus carnes haber emitido tan abiertamente su opinión sin pensarlo un mínimo con anterioridad, sobre todo porque, a pesar de borrar el vídeo tras recibir, calculo, mil millones de durísimas críticas, su expresivo rostro continúa pululando por la red de Youtube a disposición de todo el mundo. Sin más dilación, escúchenla y deléitense ante la tan impetuosa como criminal valentía juvenil que se es capaz de desprender por unos momentos a ciertas edades y enfrente de una cámara:

Muy bien, ahora viene la fase analítica… esa que te deja alucinando, porque no se puede ni entrar en profundidad en un comportamiento como este. Para empezar, ¿qué tipo de educación habrá recibido esta muchacha? ¿Estarían los padres orgullosos de sus armoniosas palabras? Y luego, en un plano un poco más amplio y centrado en un debate muy de hoy en día… Queridos jóvenes, ¿seguro que estáis enterados de las terribles consecuencias que pueden cernirse sobre vosotros si hacéis un mal uso de las redes sociales? Parece que no. Me da que ya quisiera esta chica haber nacido veinte años antes para no contar ni con la posibilidad de emitir juicios virtualmente a tan temprana y peligrosa edad.

A continuación, os muestro una de tantas respuestas que habrá recibido nuestra querida Belieber. Mira que el cantante no ocupaba ni el más reducido rincón de mi mente, pero me he quedado tan patidifusa al cruzarme con estos vídeos, que tenía que comentaros el tema. La siguiente adolescente naturalmente gozará de una simpatía bastante más generalizada, digo yo, aunque no deja de ser una manera de darle al asunto más importancia de la que tiene… pero bah, fuera de florituras tolerantes y reflexivas, la Belieber se merecía cada una de las palabras de esta característica heviata.

Independientemente de luchitas adolescentes, este caso nos podría desviar, desde mi punto de vista, hacia un problema de universal envergadura. Uno de los múltiples interrogantes se basaría en: ¿en qué pueden acabar convirtiéndose las redes sociales? Ya era consciente de que son una potentísima arma de cotilleo, intimidación, exposición pública y/o libertina, exterminación de la privacidad, regocijo exagerado de la “felicidad” de los momentos erótico-festivos/festivos/eróticos (según lo que cada cual permita pero, ¿quién no tiene al menos una docena de fotos con cubata en mano?, cosa que veo bastante respetable pero que no todo el mundo, sobre todo la empresa para la que trabajes, vería con buenos ojos) y un largo etcétera que, en resumidas cuentas, fulmina el ámbito privado de la vida, sobre todo para todas aquellas personas que llevan a cabo un nefasto uso de ellas (véase la Belieber, por las dudas, que si he dado con ella ha sido a través del Facebook).

Así pues… ¿cuántas almas cándidas, inocentes e impulsivas la pifiarán bestialmente durante los próximos años? Ya no hay vuelta atrás en las redes sociales. Y si eres listo, o al menos eres consciente de los riesgos que conllevan dichas redes, tampoco estás salvado. Quien no tenga un Tuenti, que no se preocupe; sus amigos se lo harán. Quien no quiera subir su cara a Youtube, que tiemble; acabará irremediablemente a la vista de todo el planeta cometiendo aquella cagada que tan en secreto habría ansiado mantener. Quien tema que suban una imagen comprometida de él al facebook, que no salga de casa. El Gran Hermano ha vuelto, el Ojo Que Todo Lo Ve. Tomad y bebed todos de él (lo que viene a significar que asimiléis y aceptéis todo esto lo antes posible), porque será quien os la **** doblada en cuanto os déis la vuelta.

A %d blogueros les gusta esto: