Archivo

Posts Tagged ‘Jennifer Aniston’

Sin control, de Clive Owen y Jennifer Aniston

Yo no sé por qué, pero creo que muchos se esperaban una mala película de esta combinación de actores. De hecho, a mí misma no me pegaba la protagonista, o una de ellas, de Friends con mi idolatrado Clive pero bueno, me dije, a ver qué sale de aquí. No recuerdo si ya la había visto, quizá solo un cacho, el caso es que transcurrió para mí como si no hubiera oído hablar de ella nunca (tengo que hacer algo con mi memoria), y me gustó bastante.

Dirigida por Mikael Håfström, cuenta la historia de Charles Schine (Owen), que lo tiene todo: dinero, un hogar, una mujer y una hija (enferma, pero con arreglo), y que se cruza con Lucinda Harris (Aniston). Lo que parece un apasionado encuentro de amantes se convierte en una tortura desde el momento en el que entra en acción LaRoche (Vincent Cassel) ejerciendo presión, chantaje y amenazas sobre Charles para sacarle hasta el último pavo.

La trama se desarrolla en un ambiente de suspense total, mantiene en tensión y provoca un alto nivel de intriga hacia su desenlace. Quizá para otras personas fuera evidente o predecible pero, en mi opinión, hay un par de giros en especial tan repentinos como inesperados que me hacen verla como una historia bastante interesante, inteligentemente estructurada y de calculado guión.

Se comparte la agonía del protagonista, su sufrimiento, su desesperación. Logra meter al espectador en su piel en un argumento que podría resultar típico (infidelidad=problemas) pero que te atrapa en la inmensa credibilidad de su interpretación, así como en la de Jennifer Aniston, que se aleja de su encasillado papel serial de guapita tonta.

Finalmente, los escenarios y localizaciones son sencillos, caseros y callejeros, lo que permite una coherente y veraz realización con su correspondiente selección adecuada de planos para mostrar de forma bastante ilustrativa la frustración y la acción.

Como último apunte, tanto si os gusta el actor como si no, recomiendo encarecidamente la película Hijos de los hombres, con un tema completamente distinto del de Sin Control como viene a ser el fin del mundo y la lucha por salvar a la humanidad (pero sin americanismos patrióticos flipados). Me la mencionó un amigo por Twitter y realmente vale mucho la pena. Otra tremenda película, ya más centrada en las relaciones personales, es Closer, con Julia Roberts, Natalie Portman y Jude Law, además de Clive Owen. Y paro de contar, que ya vais servidos por hoy.

¡Que os sea leve el día y comencéis el fin de semana con buen pie!

Nuevamente Amor (Love Happens)

Director: Brandon Camp.

Hacía mucho que una película no me daba ganas de llorar. Bueno, o más bien que conseguía humedecerme tanto los ojos, que tiene más mérito.

Burke es un viudo que decidió escribir un libro de autoayuda a raíz de la muerte de su esposa y, sin proponérselo, acaba haciéndose famoso y siendo invitado a impartir algunas conferencias y a zanjar un acuerdo comercial en Seattle, la ciudad que abandonó tras el accidente. Entonces conoce a Eloise, quien va destapando todo lo que Burke oculta en su interior.

Love Happens es una historia de superación, de amor, de miedos, de amistad. Un drama que nos recuerda a los seres queridos y todos los motivos que tenemos para luchar por llevar su pérdida de una determinada forma, y no hundirnos y lamentarnos de por vida.

Aaron Eckhart encarna al protagonista, prototipo dominante pero débil en realidad, con acierto y profesionalidad, aunque quizá la interpretación de Jennifer Aniston, florera de profesión y frecuentemente acompañada de colores alegres, resulte algo más natural. Aún así, hacen buena pareja en escena y se complementan bastante bien.

No es una obra maestra desde luego, de hecho al principio parecía no avanzar demasiado rápido, pero iba cobrando interés al transcurrir y se trata de un argumento que explota y saca a la luz un punto emocional importante y muy significativo a nivel mundial: la muerte y el proceso por el que pasan los que siguen en el mundo.

Una velada entretenida y trágicamente diferenciada de lo acostumbrado, sobre todo para alguien (yo) a quien le quedaban dos horas de viaje y que hace tiempo perdió la esperanza de no pillar una basura de película en tren. Aunque he de reconocer que me gusta más otro tipo de papeles para Aaron Eckhart, como el que interpretaba en El Caballero Oscuro. Creo que concuerda más con sus marcados rasgos físicos.

A %d blogueros les gusta esto: