Archivo

Posts Tagged ‘radicalismos’

Antifas y nazis

Una noche espectacular la de ayer. La mejor de todas las que llevo yendo a la Sala Heineken. Os recuerdo que normalmente la fiesta Zombie se da los miércoles pero cuando hay un día festivo aprovechan para hacer una la noche anterior, acabando la discoteca hasta los topes de peña. No me cayeron más vasos encima porque no podían pero bueno, es algo que tengo ya muy asimilado a la hora de salir.

Lluvia a saco en la Plaza de España, pero por suerte al final más que nada, antes de entrar a la Sala. Hay un tema curioso en esta noche… A la ida en metro para allá, tuve delante durante un rato a unos cuantos chicos con la palabra “bukaneros” en las espaldas, bufandas rojas con letras blancas, rapados… Skins antifas de bukaneros, los hinchas del Rayo, me dijo un amigo. Sí, estoy algo pez en este tipo de cosas (y en muchas otras).

Pues un buen rato después, bebiendo por ahí, se nos juntaron un grupo de chicos, y como una a veces es lenta (muy lenta), no me di cuenta hasta que ya fue bastante evidente de qué iban estos. Resulta que pasó un tío por al lado y se quedaron dos de ellos mirándolo en plan escrutador y, básicamente, analizando si pegarle o no. Y le pregunto a uno: “¿es necesario darle tanta importancia?”. Su respuesta: “Sí, porque es antifascista y por la estética”.

Ajá… Estupendo, antifas por el metro y nazis de botellón. Me pareció curiosísima la casualidad de, en tan poco tiempo, encontrarme de pleno con los dos extremos. No sé si será que he visto poco mundo, que me falta cultura en estos ámbitos o que simplemente no se ha dado nunca antes la ocasión de cruzarme con grupitos así. No deja de ser muy interesante. Llegan a cruzarse unos con otros y menuda la que se forma. Eso sí, si hay algo que comparten, que tienen en común, es su odio hacia los maderos, los policías. Tremenda esa aversión.

En realidad no voy a opinar mucho, más que nada la idea era comentar el contraste entre unos y otros, la influencia de las ideologías, el peligro de los radicalismos. Me acojonó un poco verme rodeada de nazis en plena noche festiva y, sobre todo, dentro de la discoteca, con todo tipo de personas y personajes, a muchos de los cuales en especial uno de los chicos ponía unas caritas de asco y de repulsa que vaya tela. Le tuve que decir yo, tras comentarme las pintas que llevaba uno, que disfrutara un poquito. Pero bueno, a nosotras no nos iban a hacer nada, creo que les molaba nuestro rollito universitario.

Volviendo a la noche: MA-GIS-TRAL. La música de puta madre y el ambiente bueno. Un poco cargado pero se sobrevivía. Hoy toca descansar para mañana salir de nuevo, ¡que se note que el miércoles es fiesta también!

A %d blogueros les gusta esto: